¿dónde está el amor acordes

La personalidad de los Discípulos de Jesucristo.

2020.05.20 08:04 Neobiblismo La personalidad de los Discípulos de Jesucristo.

La personalidad de los Discípulos de Jesucristo.

La persona de Jesucristo posibilita un ejemplo y modelo de vida para sus seguidores, especialmente en la práctica como Discípulos, debido a la combinación de la enseñanza con el ejercicio de sus hechos o vivencias.
1) El conocimiento e inteligencia esencial de la persona.
Las relaciones humanas como disciplina además de estudiar las actitudes, actividades e interrelaciones resultantes del trato entre personas, estudian el comportamiento y conducta, tanto del individuo como de la colectividad de los diversos grupos sociales. Entre sus elementos y valores están, la cortesía, equidad, humildad, integridad, lealtad, respeto y solidaridad. Esto es equivalente a los principios, valores y virtudes propuestos por Dios en su palabra, transmitidos y vividos por Jesucristo con el ejemplo de vida. Este conocimiento e inteligencia es esencial para la relación y convivio de las personas en armonía y comunión personal y social. Por ejemplo, la honradez es un principio de vida o una regla de la vida, porque el ser humano requiere limitaciones y regulaciones para una mejor convivencia. Las normas como reglas establecidas por los humanos, son definidas por una legislación acorde a la zona geográfica mundial y según sus costumbres y cultura. Además influenciadas por las corrientes de pensamiento conservadores o liberales. Algunas normas o reglas son de acatamiento obligatorio cultural, étnico, legal o social. La presunción de la norma es la de establecer en buen orden, pero este hacer normal, implica el riesgo de normalizar acciones o actos contrarios a la voluntad de Dios.
El control de las acciones de nuestro pensamiento está en función de conocernos a nosotros mismos: “Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos á Jehová” (Lamentaciones 3.40 – RVR1909). Escudriñar nuestro camino, es averiguar y examinar con cuidado y detenimiento nuestros pasos en el caminar de la vida: “Consideré mis caminos, Y torné mis pies á tus testimonios. Apresuréme, y no me retardé En guardar tus mandamientos” (Salmos 119.59 al 60 – RVR1909). Las decisiones del presente influyen en las consecuencias del futuro: “Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no estribes en tu prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu opinión: Teme á Jehová, y apártate del mal” (Proverbios 3.5 al 7 – RVR1909). Las decisiones determinan la acción y reacción de nuestra vida: “Encomienda a Jehová tu camino, Y espera en él; y él hará. Y exhibirá tu justicia como la luz, Y tus derechos como el medio día. Calla á Jehová, y espera en él: No te alteres con motivo del que prospera en su camino, Por el hombre que hace maldades. Déjate de la ira, y depón el enojo: No te excites en manera alguna á hacer lo malo” (Salmos 37.5 al 8 – RVR1909).
Dios establece a su Hijo Jesucristo como referente para comparar nuestro caminar: “Examinaos á vosotros mismos si estáis en fe; probaos á vosotros mismos. ¿No os conocéis á vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros? si ya no sois reprobados” (2 Corintios 13.5 – RVR1909). El ejemplo y modelo de vida se fundamenta en las enseñanzas y mensaje de Jesucristo. El ser humano es un ser integral, el resultado de su formación de carácter y personalidad, está en función de su dependencia de tomar en cuenta a Jesucristo para sus decisiones. Jesús dijo: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará” (Juan 8.32 – RVR1909). Jesucristo mismo es la verdad establecida por Dios Padre, para que el ser humano tenga un camino a seguir, siga su discipulado y sus pasos, a manera de un Prototipo, en el sentido de ejemplo y modelo más perfecto. Practicar las obras de Jesucristo hace libre a la persona, se adquiere la moderación y orientación para la forma de comportarse o conducirse en la vida hacia lo que es cierto, o sea, en dirección de encontrar o hallar con seguridad la verdad de Jesucristo. Esto se manifiesta mediante el control o moderación de la dureza o flexibilidad del temperamento: “El que tarde se aira, es grande de entendimiento: Mas el corto de espíritu engrandece el desatino” (Proverbios 14.29 – RVR1909). En relación con la intención de la persona, así es su atino o desatino en dar en el punto de descubrir a Jesucristo como el conocimiento proveniente de Dios: “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” (Mateo 11.29 – RVR1909).
Se dice acerca de la empatía como la capacidad de comprender y entender las emociones y sentimientos de los demás, mediante un proceso de identificación con cada persona. Así es la comunión y relación con Jesucristo, en este caso viene a ser un tipo de empatía espiritual, cuando al caminar se hace con las sandalias de Jesucristo, con la misma percepción y visión del Maestro por Excelencia. Ser y tener la libertad cognoscitiva de Jesucristo consiste en ser libre de la práctica del pecado, libre del desenfreno en el comportamiento y la conducta. Es la libertad de la verdadera justicia y rectitud mostrada por Jesucristo en la vida cotidiana. Jesús dijo: “Y enderezándose Jesús, y no viendo á nadie más que á la mujer, díjole: ¿Mujer, dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te ha condenado? Y ella dijo: Señor, ninguno. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno: vete, y no peques más” (Juan 8.10 al 11 – RVR1909). Antes de Jesucristo éramos pecadores, después de Jesucristo el pecado jamás prevalecerá: “Pues que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también estad armados del mismo pensamiento: que el que ha padecido en la carne, cesó de pecado; Para que ya el tiempo que queda en carne, viva, no á las concupiscencias de los hombres, sino á la voluntad de Dios” (1 Pedro 4.1 al 2 – RVR1909).
Jesucristo vence el pecado como ser humano para establecer un legado y precedente, de manera que también el ser humano, a pesar de su humanidad puede empoderarse del Espíritu Santo contra el pecado: “Enséñame á hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios: Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud” (Salmos 143.10 – RVR1909). Las concupiscencias del ser humano, se fomenta con los apetitos y deseos desordenados de placeres deshonestos y terrenales, para satisfacer los caprichos, gustos, ostentaciones, preferencias, seducciones y tentaciones, sublevados socialmente contra la voluntad de Dios: “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen: todas las cosas me son lícitas, mas yo no me meteré debajo de potestad de nada” (1 Corintios 6.12 – RVR1909). Ante Dios hay inconveniencia en condiciones y prácticas aceptadas como lícitas socialmente: “Todo me es lícito, mas no todo conviene: todo me es lícito, mas no todo edifica” (1 Corintios 10.23 – RVR1909). Aquí es donde la conveniencia para edificación requiere de carácter y personalidad para resistir el mal y hacer el bien, el ser de forma integral necesita principios y valores enfocados en Jesucristo, que sean envolventes y vinculantes en sus propias actitudes, ánimo, características, cualidades, emociones, habilidades, hábitos, intenciones, motivaciones, opiniones, sentimientos, servicio y voluntad. Esto define e identifica a un genuino y verdadero discípulo, predispuesto para una excelente reacción de comportamiento y conducta, según el ejemplo y modelo de vida de Jesucristo: “Y no os conforméis a este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romanos 12.2 – RVR1909).
Entre los principios y valores está la resiliencia considerada como la capacidad de resistir y superar la adversidad, además de la adaptación a las circunstancias difíciles. También la convivencia social con inteligencia, o sea, una vida inteligente, en el sentido integral de las capacidades y comportamientos actitudinales, emocionales y sociales, tanto colectivamente como individual. A manera de una inteligencia individual en función de la inteligencia colectiva. La Biblia dice: “Y ahora permanecen la fe, la esperanza, y la caridad, estas tres: empero la mayor de ellas es la caridad” (1 Corintios 13.13 – RVR1909). Jesucristo representa la energía pura del amor y caridad: “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13.35 – RVR1909). Este amor es un ingrediente incluido en los principios y valores como el amor de Dios, caridad, compasión, comprensión, consagración, consideración, cooperación, cortesía, empatía, equidad, esperanza, fe, humildad, integridad, justicia, lealtad, mansedumbre, misericordia, paciencia, paz, respeto, santidad y solidaridad. Mediante Jesucristo se logra una verdadera libertad de conocimiento, entendimiento e inteligencia: “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no volváis otra vez á ser presos en el yugo de servidumbre” (Gálatas 5.1 – RVR1909). Este yugo de esclavitud o servidumbre representa la ignorancia e imposibilidad de reconocer el desconocimiento, especialmente de los principios y valores representados en Jesucristo. Este tipo de prisión se refiere a la ceguera espiritual: “Dejadlos: son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo” (Mateo 15.14 – RVR1909).
Las relaciones humanas están afectadas por los conflictos humanos, su conexión o interrelación de correspondencia está alterada por las relaciones adictivas, agresivas, dependientes, desconfiadas, despreciativas, frustradas, inseguras, irritables, mezquinas, nocivas, prepotentes y tóxicas. Desde el principio Caín mata a su hermano Abel. La siguiente respuesta de Caín, refleja su actitud, carácter y personalidad: “Y Jehová dijo á Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé; ¿soy yo guarda de mi hermano?” (Génesis 4.9 – RVR1909). ¿Por qué mata Caín a su hermano Abel? La Biblia dice: “Porque, este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos á otros. No como Caín, que era del maligno, y mató á su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas” (1 Juan 3.11 al 12 – RVR1909). ¿Cuáles son las obras de Jesucristo que el ser humano requiere? La Biblia dice: “Ninguna palabra torpe salga de vuestra boca, sino la que sea buena para edificación, para que dé gracia á los oyentes. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la redención. Toda amargura, y enojó, é ira, y voces, y maledicencia sea quitada de vosotros, y toda malicia: Antes sed los unos con los otros benignos, misericordiosos, perdónandoos los unos á los otros, como también Dios os perdonó en Cristo” (Efesios 4.29 al 32 – RVR1909).
Dios se desagrada de la personalidad de Caín: “Mas no miró propicio á Caín y á la ofrenda suya. Y ensañóse Caín en gran manera, y decayó su semblante. Entonces Jehová dijo á Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué se ha inmutado tu rostro? Si bien hicieres, ¿no serás ensalzado?…, Caín se levantó contra su hermano Abel, y le mató” (Génesis 4.5 al 7 – RVR1909). Así es la vida, cuando se viaja en un automóvil, el conductor tiene el compromiso práctico y responsable de conducir a la defensiva. Esto significa la imperante necesidad de prevenir accidentes, cuando se conduce con la prioridad de una buena actitud, calma y cortesía, para estar alertas y atentos, observar y prever las acciones y movimientos de los demás conductores. En la vida es indispensable para una mejor convivencia, los principios, valores y virtudes, especialmente por causa de las normas en la regulación del comportamiento y la conducta del ser humano. Vivir a la defensiva, es vivir con autoconocimiento y atemperación, en lo que llaman las habilidades blandas. El conocimiento de sí mismo para superación, es alcanzar la conciencia de sus propios impulsos, con la consecuencia de mejorar su actuación y facilitar el llevarse bien con los demás. Esto implica la capacidad de suavizar las emociones y sentimientos para ser mejor persona, la aptitud de acomodar, adaptar, ajustar y arreglar las destrezas y habilidades propias, en función de una adecuada relación interpersonal o social, hasta lograr la excelencia en la convivencia con el prójimo y trascender a la espiritualidad de Jesucristo.
En relación con lo que llaman habilidades blandas, la expresión, palabra o término “blandas”, hace alusión a ser apacible o dócil, de carácter agradable, amable, dulce, suave y tranquilo. En cierta ocasión Esteban, el diácono, evangelista y primer mártir, menciona lo siguiente: “Duros de cerviz, é incircuncisos de corazón y de oídos, vosotros resistís siempre al Espíritu Santo: como vuestros padres, así también vosotros” (Hechos 7.51 – RVR1909). La Biblia hace referencia a dureza en relación con la cerviz y el corazón. El profeta Ezequiel explica lo siguiente: “Y díjome: Hijo del hombre, yo te envío á los hijos de Israel, á gentes rebeldes que se rebelaron contra mí: ellos y sus padres se han rebelado contra mí hasta este mismo día. Yo pues te envío á hijos de duro rostro y de empedernido corazón; y les dirás: Así ha dicho el Señor Jehová. Acaso ellos escuchen; y si no escucharen, (porque son una rebelde familia,) siempre conocerán que hubo profeta entre ellos” (Ezequiel 2.3 al 5 – RVR1909). Las habilidades blandas son las aptitudes y capacidades dispuestas para la humildad y mansedumbre según la propuesta de Jesucristo: “… aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón…” (Mateo 11.29 – RVR1909). Esto posibilita ciertas características y cualidades en los rasgos del carácter y la personalidad, a la vez la factibilidad de la adquisición de principios, valores y virtudes esenciales promovidos por Jesucristo, según su ejemplo y modelo de vida cotidiana. Finalmente mediante la experiencia y práctica constante, se demuestra las habilidades blandas a través del comportamiento, la conducta, la relación y trato hacia los demás.
La capacidad de saber escuchar con la debida atención para obedecer, es semejante a la comparación de bajar y doblar la cerviz o nuca (parte dorsal del cuello). La dureza de cerviz está más asociada a la altivez, engreimiento, prepotencia, soberbia y vanidad. También la dureza de corazón tiene cierta relación con la inflexibilidad del temperamento, la duda e indecisión al obedecer a Dios Padre, tal es el caso de cierto rey: “Mas cuando su corazón se ensoberbeció, y su espíritu se endureció en altivez, fué depuesto del trono de su reino, y traspasaron de él la gloria” (Daniel 5.20 – RVR1909). La definición acerca de competencias o habilidades blandas o suaves, es de un tiempo más reciente, pero lo que se trata de explicar con esta definición ha existido desde que existe el ser humano. Igualmente en la actualidad se le denomina como inteligencia emocional e inteligencia social, cierto comportamiento y conducta que siempre ha existido. Desde el relato de Adán y Eva se ha manifestado la importancia del compromiso y responsabilidad de nuestros actos, las causas y su efecto, las consecuencias de nuestras acciones y las reacciones. La palabra de Dios ha enseñado y promovido los principios, valores y virtudes para una convivencia entre seres humanos. Este aprendizaje es útil en el centro de formación educativa, desde el punto de vista comunitario, en la organización laboral, núcleo familiar y demás entornos o factores externos de cada persona en el diario vivir. Desde la niñez es necesario este tipo de instrucción, para cuando se llegue a la juventud o adultez no se aparte de estos principios y valores: “Instruye al niño en su carrera: Aun cuando fuere viejo no se apartará de ella” (Proverbios 22.6 – RVR1909).
La temática del trabajo en equipo fue demostrada por Jesucristo al establecer un grupo de discipulado, durante tres años y seis meses imparte su enseñanza y mensaje como Maestro y Mentor al grupo. Luego una vez capacitados los envía en grupos de dos discípulos, con la misión de llevar las buenas nuevas de salvación, la evangelización y predicación de los valores del reino de Dios. Obsérvese en el siguiente pasaje, que algunos de sus discípulos son iletrados en términos académicos, pero se reconoce el aprendizaje del conocimiento transmitido por Jesucristo: “Entonces viendo la constancia de Pedro y de Juan, sabido que eran hombres sin letras é ignorantes, se maravillaban; y les conocían que habían estado con Jesús” (Hechos 4.13 – RVR1909). Los discípulos tienen la motivación suficiente para desempeñar su misión, además del amor y don de servicio, la capacidad de enfrentar la adversidad y de mantener su enfoque en lo importante que es Cristo. Las habilidades de idoneidad, con buena aptitud, disposición y suficiencia, en la Biblia son llamadas muchas veces como dones o talentos, por ejemplo el siguiente pasaje: “De manera que, teniendo diferentes dones según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme á la medida de la fe; ó si ministerio, en servir; ó el que enseña, en doctrina; El que exhorta, en exhortar; el que reparte, hágalo en simplicidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría” (Romanos 12.6 al 8 – RVR1909).
Jesucristo es la autoridad determinada por Dios Padre para transmitir formalmente y oficialmente el conocimiento celestial. Esta transmisión de conocimiento es una comunicación entre el Padre y el ser humano mediante Jesucristo: “Jesús le dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14.6 – RVR1909). El conocimiento celestial implica la inteligencia de la acción efectiva de comprender y entender cómo administrar y ejercer el conocimiento esencial de la vida de forma práctica. Lo emotivo es la sensibilidad a las emociones, lo sensual se refiere a las sensaciones de los sentidos, tanto lo emotivo como lo sensual y todo lo relacionado con las emociones y sentimientos requiere de la inteligencia, para reconocimiento de sí mismo y comprensión de las emociones y sentimientos de los demás. La Biblia dice: “… Amarás á tu prójimo como á ti mismo...” (Marcos 12.31 – RVR1909). A nivel de actitud, emoción y sentimiento, se requiere comprender y entender al prójimo como se comprende y entiende la persona así mismo. La inteligencia consiste en la facultad y virtud de entender y comprender su propio ánimo e intención, la introspección (relacionado con nuestro modo de pensar y sentir), para la determinación de la voluntad hacia un determinado fin, con la cautela al actuar y hablar en su interacción respetuosa con otras personas. Ayudado tanto por las habilidades y hábitos del propio carácter y personalidad. En otras palabras, la inteligencia es el manejo de la información contenida en el conocimiento, es la aplicación o ejecución del aprovechamiento y utilidad de este tipo de conocimiento, en la convivencia cotidiana con los demás.
La desventaja del ser humano estriba en el punto de vista ciego, que es la privación de ciertas percepciones actitudinales, donde la persona es inconsciente de su comportamiento o conducta, pero las demás personas a su alrededor observan y perciben dicha situación: “¡Ay de los que á lo malo dicen bueno, y á lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! ¡Ay de los sabios en sus ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!” (Isaías 5.20 al 21 – RVR1909). Algunos factores perjudiciales en el punto de vista ciego, están la apatía, conformismo, despreocupación, ignorancia, indecisión, indiferencia y negligencia. Se requiere un análisis detenido y minucioso, conocimiento de la realidad personal, meditación y razonamiento, para lograr un equilibrio en lo emocional, espiritual, físico, intelectual y social. La Biblia dice: “… Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares…” (Génesis 19.17 – RVR1909). Este escape por la vida se posibilita con las autonomías de la persona, mediante Jesucristo en la relación íntima y personal con Dios: “Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados de Dios. Así que, todo aquel que oyó del Padre, y aprendió, viene á mí” (Juan 6.45 – RVR1909). Las autonomías de la persona son las siguientes:
_ Autoconcepto.
_ Autoconciencia.
_ Autoconfianza.
_ Autoconocimiento.
_ Autocontrol.
_ Autocrítica.
_ Autoestima.
_ Autoevaluación.
_ Automotivación.
_ Autopercepción.
_ Autorrealización.
_ Autorreflexión.
_ Autorregulación.
_ Autorrenovación.
_ Autosuperación.
_ Autotrascendencia.
Esta autonomía de escapar por la propia vida, sin mirar atrás y sin detenerse, es necesaria para conocerse a sí mismo, realizar un análisis de sí, evaluar sus propias aptitudes y conocimientos, valorarse con el aprecio y consideración que se tiene de sí mismo, examinarse a uno mismo, diagnosticar y evaluar para mejorar, impulsarse y motivarse para una realización a plenitud en todos las expectativas, objetivos, metas, planes y proyectos. Además de meditar y reflexionar acerca de sí mismo, en relación con los puntos débiles y fuertes, para superación consciente, según el razonamiento de las opciones y oportunidades. El adquirir la capacidad de control y dominio sobre uno mismo, del cumplimiento de la misión y visión personal frente al entorno de la realidad. Acerca de esta autonomía personal, la Biblia dice lo siguiente: “De manera que, cada uno de nosotros dará á Dios razón de sí” (Romanos 14.12 – RVR1909). Cada persona tiene que asumir su propio compromiso y responsabilidad, nadie rendirá cuentas por uno ante Dios Padre y el Señor Jesucristo. Por esta razón, cada quien tiene que preocuparse por su propia vida, perseverar hasta el fin, persistir con constancia en mejorar como persona para ser del agrado de Dios.
Ninguno podrá alegar desconocimiento: “… aun sin hacerlo á sabiendas, es culpable, y llevará su pecado” (Levíticos 5.17 – RVR1909). Tampoco ninguno tiene potestad de culpar a otro por sus propios actos: “… cada uno morirá por su pecado” (Deuteronomio 24.16 – RVR1909). Cada quien será responsable de sus acciones: “Si fueres sabio, para ti lo serás: Mas si fueres escarnecedor, pagarás tú solo” (Proverbios 9.12 – RVR1909). Nuestras conversaciones, opiniones y palabras se tomarán en cuenta ante Dios: “Mas yo os digo, que toda palabra ociosa que hablaren los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado” (Mateo 12.36 al 37 – RVR1909). Esto es común en nuestro tiempo, cuando en las redes sociales se desenfrena la crítica destructiva y voraz, se vuelve una anarquía o desorden incontrolado de las emociones y sentimientos, tanto en lo verbal como en lo visual: “Mas yo os digo, que cualquiera que mira á una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón” (Mateo 5.28 – RVR1909). Esto aplica tanto en hombres como en mujeres, cuando se presentan fotos o imágenes con desnudez insinuante y provocativa, dañina, impropia e inconveniente, con gestos de exhibicionismo de contenido erótico y sexual.
Estos casos mencionados en el párrafo anterior, conforme a la teoría de la actitud, cuando el ser humano presenta una predisposición de reacción, ya sea negativa o positiva, ante determinadas situaciones de su entorno, según el resultado del comportamiento y conducta, se presentan las actitudes definidas de acuerdo con las consecuencias de sus acciones. Por esta razón las actitudes podrían ser agresivas, asertivas, denigrantes, desacertadas, ofensivas, entre otros. En el caso denigrante es cuando se desacredita con insultos y juzgamiento despectivo. Continuando con la teoría, hay un problema de comunicación con varios de los factores mentales, donde se imposibilita la aceptación o entendimiento claro del mensaje, por causa de los complejos, orgullo, miedos, preconceptos, prejuicios, prepotencia, soberbia, temores, timidez, entre otros. Es necesario apropiar los principios y valores como personales, sin embargo, el fundamento de tener los valores primero que los sentimientos, a tal grado de menospreciar las emociones y sentimientos como sin importancia ni valor, está en contra del equilibro integral propio de la composición del ser humano. Equilibrar las características y cualidades proactivas y reactivas, es congruente e integral al ser, en relación con las actitudes, deseos, emociones, habilidades, hábitos, intereses, pensamientos, sentimientos y voluntades. Sumado al resultado del comportamiento y la conducta.
El equilibrio consiste en que tanto nuestra área corporal de influencia proactiva, en la anticipación a los acontecimientos, junto con nuestra área reactiva, de reacción estimulada por lo emocional o sentimental, sean dirigidas hacia el control de Jesucristo y mediante su guía se nos posibilite tomar las mejores decisiones, con las previsiones del caso para prevenir consecuencias presentes y futuras. Esto se logra plenamente si somos verdaderos discípulos de Jesucristo, con su ayuda podemos adquirir el carácter y personalidad de los discípulos, así equilibrar los impulsos con los principios, valores y virtudes transmitidos por Jesucristo. De manera que se tiene la comunicación e información suficiente para deliberar y razonar previamente, antes de actuar o tomar decisiones precipitadas e impulsivas. En este caso como se dice, los principios fluyen de adentro hacia afuera, con una interdependencia recíproca con otras personas para evitar agredir u ofender a otros. Jesucristo enseña: “Mas lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, muertes, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios, blasfemias” (Mateo 15.18 al 19 – RVR1909). En este sentido los Salmos indican lo siguiente: “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio; Y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti; Y no quites de mí tu santo espíritu. Vuélveme el gozo de tu salud;” (Salmos 51.10 al 12 – RVR1909).
submitted by Neobiblismo to u/Neobiblismo [link] [comments]


2020.05.20 04:04 Neobiblismo La personalidad de los Discípulos de Jesucristo.

38) Buscando la libertad en Jesucristo en los últimos tiempos.
En estos tiempos de pandemia vivimos la Época del Imperativo Moral que apunta urgentemente hacia una “Cristocracia”, en el sentido de la autoridad, control o sistema de Cristo en nuestras vidas, especialmente en relación con los principios del reino de los cielos o reino de Dios entre nosotros. Esto representa la transformación social a los principios, valores y virtudes de Jesucristo, quien representa el amor y justicia divina. Ninguno se equivoque, porque según la determinación de Dios Padre el centro de todo lo creado es Jesucristo. Dios ostenta el atributo y la autoridad de Creador y Supremo, aunque culturalmente algunos traten de negar su existencia y potestad, especialmente cuando se niegan los méritos de su Hijo. La verdadera apología o defensa es la que se hace para alabanza, exaltación y honra de Jesucristo. La sociedad por lo general vive solamente como habituada a este mundo, sin dar importancia a la vida venidera, acerca de la vida eterna para el servicio a Dios Padre y a su Hijo Jesucristo. Hemos abandonado la verdadera libertad de amistad, confianza e intimidad con Jesucristo, pero ahora con la nueva normalidad social, prevalece el amor y el bien común promovido por Cristo. Su ejemplo y modelo de vida, demuestran que el Señor es nuestra gloria y digno de toda honra. Lo mejor que le puede pasar a un ser humano en este mundo, es llegar a ser amigo de Jesucristo, en su relación íntima y personal: “Este es mi mandamiento: Que os améis los unos á los otros, como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que ponga alguno su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hiciereis las cosas que yo os mando. Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: mas os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os he hecho notorias” (Juan 15.12 al 15 – RVR1909).
La amistad sí existe con Jesucristo, así como Abraham se hizo amigo de Dios: “¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? ¿No fué justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció á su hijo Isaac sobre el altar? ¿No ves que la fe obró con sus obras, y que la fe fué perfecta por las obras? Y fué cumplida la Escritura que dice: Abraham creyó á Dios, y le fué imputado á justicia, y fué llamado amigo de Dios. Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe” (Santiago 2.20 al 24 – RVR1909). Abraham es probado en su auténtica amistad con Dios, su confianza y seguridad en el amor y fe a Dios es confirmada. La fe se actúa y de ninguna manera es ciega, se piensa y se reflexiona, se perfecciona en Abraham mediante su demostración por las obras resultantes de la fe. Pero esta amistad de la fe de Abraham nunca será la misma amistad del mundo. La Biblia dice: “Adúlteros y adúlteras, ¿no sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Cualquiera pues que quisiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” (Santiago 4.4- RVR1909). Según este análisis, ¿cuál es la relación actual de amistad, entre la sociedad mundial con Jesucristo? Máxime cuando Jesucristo mismo dice que él era desde antes de Abraham, por lo tanto, hace mención de su preexistencia: “Díjoles Jesús: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy” (Juan 8.58 – RVR1909). ¿Cuál es la observación del mundo contemporáneo a Jesucristo? La Biblia dice: “Y todos se maravillaron, de tal manera que inquirían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es ésta, que con potestad aun á los espíritus inmundos manda, y le obedecen?” (Marcos 1.27 – RVR1909).
Entonces, ¿cuál es la relación actual del mundo con Jesucristo? La Biblia dice: “Dios, habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras en otro tiempo á los padres por los profetas, En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, al cual constituyó heredero de todo, por el cual asimismo hizo el universo” (Hebreos 1.1 al 2 – RVR1909). Queda demostrado con la evidencia de la enfermedad COVID-19, que la dirección conductual del mundo entero, tiene que replantear su relación con el Señor de Gloria y Honra. Los últimos años presentaron una diversidad de movimientos sociales, que la pandemia del virus COVID-19 fuerza a la moderación y sosiego. Ahora estamos en el movimiento dirigido por Dios el Creador y dueño de todo lo existente, porque la preeminencia actual es volver la mirada hacia su Hijo, a quien Dios establece como el heredero de todo: “Yo publicaré el decreto: Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy. Pídeme, y te daré por heredad las gentes, Y por posesión tuya los términos de la tierra” (Salmos 2.7 al 8 – RVR1909). El Apocalipsis o Revelación dice lo siguiente: “… El Cordero que fué inmolado es digno de tomar el poder y riquezas y sabiduría, y fortaleza y honra y gloria y alabanza” (Apocalipsis 5.12 – RVR1909). Después de la legalización en varios países del aborto, cannabis recreativo, eutanasia, matrimonio igualitario, suicidio asistido, llegó la pandemia del Coronavirus COVID-19 o SARS-CoV-2. Por ejemplo, Dios en su palabra prohíbe la fornicación: “Honroso es en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; mas á los fornicarios y á los adúlteros juzgará Dios” (Hebreos 13.4 – RVR1909). La sociedad civil con su legislación ha deslucido y eliminado el atractivo del matrimonio, ahora la unión que antes se consideraba fuera del matrimonio, se ha legalizado e igualado al matrimonio, de tal manera que se formalizó la fornicación dando oficialidad y respaldo legal como matrimonio igualitario. Lo mismo en el caso de la legalización del aborto.
Las llamadas conquistas o derechos sociales de los últimos años, donde se promueve que cada quien haga lo que quiera con su cuerpo, contrastan con lo espiritual, sin compromiso y responsabilidad ante Dios, de lo contrario estarían acorde con su palabra y voluntad. El mundo está muy confundido y desorientado ante Dios. El mal ejemplo de una legislación nacional lo sigue consecutivamente otras naciones. Semejante al mal ejemplo de algunas personas, lo siguen otros como sistemas de modas: “Y no haréis rasguños en vuestra carne por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna: Yo Jehová” (Levítico 19.28 – RVR1909). Las corrientes del mundo están inmersas en ausencia de criticidad y desinformación, sin censura a las acciones y conductas impropias, indignas e infames, contrarias a la santidad suprema de Dios. La humanidad ha desafiado y retado a Dios, pero ha tenido que hincar su rodilla ante la pandemia que nos tiene sitiados, porque este virus nos ha cercado y cerrado todas las salidas. Esto requiere un análisis y pensamiento de fondo en profundidad, con un replanteamiento sobre nuevas bases del adoctrinamiento directo y original de Jesucristo. ¿Por qué socialmente se deshonra a Jesucristo y estamos al límite del tiempo de su segunda venida? Porque la humanidad ha sido probada reiteradamente en el transcurso de su historia, en espera de un auténtico y genuino arrepentimiento, conversión y resarcimiento, pero los humanos siguen sin un cambio consciente y verdadero. La pandemia COVID-19 o SARS-CoV-2 es una llamada de atención, para que el ser humano despierte del sueño de desobediencia, reaccione con rectificación de su conducta y reivindicación de su vida. Además que logre comprender y entender a plenitud su propósito esencial y vital, en su dimensión natural, espiritual y celestial en el hábitat del planeta, con la responsabilidad debida ante Dios. El mensaje recibido desde el medio ambiente, no es transmitido por la naturaleza creada, sino que es un aviso y advertencia directamente del Creador.
Dios no quiere la muerte espiritual del que muere en pecado: “Que no quiero la muerte del que muere, dice el Señor Jehová, convertíos pues, y viviréis” (Ezequiel 18.32 – RVR1909). Ahora, Dios ha pasado por alto la actitud pecaminosa del mundo, en espera de una transformación de la forma o manera de ser: “Empero Dios, habiendo disimulado los tiempos de esta ignorancia, ahora denuncia á todos los hombres en todos los lugares que se arrepientan: Por cuanto ha establecido un día, en el cual ha de juzgar al mundo con justicia, por aquel varón al cual determinó; dando fe á todos con haberle levantado de los muertos” (Hechos 17.30 al 31 – RVR1909). Se deshonra a Jesucristo cuando se desestima su ejemplo y lucha contra el pecado: “Porque para esto sois llamados; pues que también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que vosotros sigáis sus pisadas: El cual no hizo pecado; ni fué hallado engaño en su boca” (1 Pedro 2.21 al 22 – RVR1909). Jesucristo ha demostrado como humano la obediencia incondicional a Dios Padre: “El cual en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fué oído por su reverencial miedo. Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; Y consumado, vino á ser causa de eterna salud á todos los que le obedecen” (Hebreos 5.7 al 9 – RVR1909).
Jesucristo nos liberta del pecado, por consiguiente de la muerte espiritual: “¿Qué fruto, pues, teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? porque el fin de ellas es muerte. Mas ahora, librados del pecado, y hechos siervos á Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y por fin la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte: mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6.21 al 23 – RVR1909). Esto significa que el ser humano en la dimensión natural, la práctica del pecado le impide trascender a la espiritual, porque por el pecado es muerto sin accesibilidad en términos espirituales:
“Y de ella recibisteis vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados, En que en otro tiempo anduvisteis conforme á la condición de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora obra en los hijos de desobediencia: Entre los cuales todos nosotros también vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos; y éramos por naturaleza hijos de ira, también como los demás. Empero Dios, que es rico en misericordia, por su mucho amor con que nos amó, Aun estando nosotros muertos en pecados, nos dió vida juntamente con Cristo; por gracia sois salvos” (Efesios 2.1 al 5 – RVR1909).
Por esta razón el que es solo natural, no entiende ni puede entender lo espiritual: “Mas el hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura: y no las puede entender, porque se han de examinar espiritualmente” (1 Corintios 2.14 – RVR1909). Lo que pasa es que glorificar y honrar a Jesucristo se hace sin practicar el pecado, porque la dimensión natural está apegada a lo terrenal, pero escalar a lo espiritual requiere alabanza, adoración, consagración, dedicación, exaltación, glorificación, honra, pacificación, reconocimiento y santificación: “Porque los que viven conforme á la carne, de las cosas que son de la carne se ocupan; mas los que conforme al espíritu, de las cosas del espíritu. Porque la intención de la carne es muerte; mas la intención del espíritu, vida y paz: Por cuanto la intención de la carne es enemistad contra Dios; porque no se sujeta á la ley de Dios, ni tampoco puede. Así que, los que están en la carne no pueden agradar á Dios” (Romanos 8.5 al 8 – RVR1909). Jesucristo con su muerte en la crucifixión vence tanto al pecado como a la muerte:
“Empero vemos coronado de gloria y de honra, por el padecimiento de muerte, á aquel Jesús que es hecho un poco menor que los ángeles, para que por gracia de Dios gustase la muerte por todos. Porque convenía que aquel por cuya causa son todas las cosas, y por el cual todas las cosas subsisten, habiendo de llevar á la gloria á muchos hijos, hiciese consumado por aflicciones al autor de la salud de ellos. Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos: por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos” (Hebreos 1.9 al 11 – RVR1909).
Jesucristo fue claro al decir a las personas que no pecaran más: “Oyendo, pues, ellos, redargüidos de la conciencia, salíanse uno á uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros: y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Y enderezándose Jesús, y no viendo á nadie más que á la mujer, díjole: ¿Mujer, dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te ha condenado? Y ella dijo: Señor, ninguno. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno: vete, y no peques más. Y hablóles Jesús otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo: el que me sigue, no andará en tinieblas, mas tendrá la lumbre de la vida” (Juan 8.9 al 12 – RVR1909). También dice la Biblia: “Después le halló Jesús en el templo, y díjole: He aquí, has sido sanado; no peques más, porque no te venga alguna cosa peor. El se fué, y dió aviso á los Judíos, que Jesús era el que le había sanado” (Juan 5.14 al 15 – RVR1909). Quien no comprende y entiende el fondo en profundidad de la enseñanza, mensaje y palabra de Dios, entonces ignora las Sagradas Escrituras y el poder de Dios. Porque el Padre es Dios de vivos y no de muertos, algunos habituados a esto, nacen, crecen, procrean y mueren sin ningún interés ni instrucción en realizar la lectura de la Biblia:
“Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis ignorando las Escrituras, y el poder de Dios. Porque en la resurrección, ni los hombres tomarán mujeres, ni las mujeres marido; mas son como los ángeles de Dios en el cielo. Y de la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os es dicho por Dios, que dice: Yo soy el Dios de Abraham, y el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos. Y oyendo esto las gentes, estaban atónitas de su doctrina. Entonces los Fariseos, oyendo que había cerrado la boca á los Saduceos, se juntaron á una.” (Mateo 22.29 al 34 – RVR1909).
Así que el ser humano practicante del pecado, ya no tiene más excusa, frente a la demostración de Jesucristo como humano, en carne y sangre: “Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por la muerte al que tenía el imperio de la muerte, es á saber, al diablo, Y librar á los que por el temor de la muerte estaban por toda la vida sujetos á servidumbre” (Hebreos 2.14 al 15 – RVR1909). La evasión, indiferencia, negación y rechazo a Jesucristo, por medio de la práctica del pecado, es aborrecimiento, o sea, aversión, odio y repugnancia hacia Jesucristo y su Padre: “Si no hubiera venido, ni les hubiera hablado, no tendrían pecado, mas ahora no tienen excusa de su pecado. El que me aborrece, también á mi Padre aborrece” (Juan 15.22 al 23 – RVR1909). Así algunos cambian lo malo y lo hacen pasar por bueno, como está escrito: “¡Ay de los que á lo malo dicen bueno, y á lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!” (Isaías 5.20 – RVR1909). La auténtica y verdadera libertad es la que ofrece Jesucristo, el mundo se desboca en defensa por el libertinaje del desenfreno de la conducta, en el borde del despeñadero de la cultura de la muerte, en el precipicio de los tiempos del fin: “He aquí el día de Jehová viene, crudo, y de saña y ardor de ira, para tornar la tierra en soledad, y raer de ella sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no derramarán su lumbre; y el sol se oscurecerá en naciendo, y la luna no echará su resplandor. Y visitaré la maldad sobre el mundo, y sobre los impíos su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes” (Isaías 13.9 al 11 – RVR1909; Mateo 24.29 al 30; Apocalipsis 6.12 al 17).
submitted by Neobiblismo to u/Neobiblismo [link] [comments]


2016.11.04 12:05 Jorge_D Lo que evidencia el "caso Espinar"

No me refiero al ruido que propicia la casta, tanto políticos como los medios cavernícolas que los invitan a soltar sus paridas en prime-time, como los periodistas "imparciales y objetivos" de PRISA que están compitiendo por quedarse con el premio al Empleado del Año que otorga el mismo Cebrián, y del que involuntariamente nos estamos haciendo eco en esta Plaza y allí donde planteemos nuestras propuestas identíficándonos con Podemos.
Está claro (como lo estaba desde que obtuvimos 4 eurodiputados), que la casta nos hará la guerra y no dudará en utilizar lo que tenga a mano de la manera más artera y ruin: la derecha no tiene (ni jamás tuvo) principios morales y éticos a la hora de "ejecutar" enemigos y/o adversarios que la cuestionaran; la derecha solo tiene INTERESES... y los intereses se pueden defender de manera AMORAL (de otro modo no habría sido necesario inventar la Justicia).
El problema es que, si nuestros representantes tienen que estar defendiéndose un día y otro de acusaciones falsas e informaciones falsas o sesgadas (lo que se llama desinformación y la conversión de la Política en un perpetuo Sálvame), se restan tiempo y energía para realizar la labor política que hemos delegado en ellos, degastándolos e inutilizándolos de cara a la ciudadanía.
No por trapacera y vieja, esa triquiñuela del enemigo es menos eficaz. ¿Recordáis al Dr. Montes? Un médico de Servicios Paliativos en un hospital público madrileño que se atrevió a denunciar públicamente el vaciamiento de la sanidad pública que estaba llevando a cabo el gobierno de Aguirre en beneficio de la sanidad privada.
Uno de los perros de Aguirre, el concejero de Sanidad Lamela, le interpuso una denuncia penal por "practicar eutanasias"; y, mientras se sustanciaba el juicio, fue apartado de su puesto dejándolo sin empleo ni sueldo ni posibilidades de ejercer como médico en cualquier clínica pública o privada. Al mismo tiempo, se puso a trabajar la máquina de echar mierda desde Telemadrid, y desde allí el infame Rodríguez (ex-portavos de Aznar) se permitió llamarlo asesino, nazi y lo puso al mismo nivel que Mengele.
En una entrevista Montes dijo que al final Aguirre había ganado: mientras él tuviera que defenderse de una acusación de homicidio sin más recursos que sus ahorros y ayuda de familia y amigos para costearse la defensa, no tenía tiempo ni fuerzas para sostener su propia denuncia.
Al final, se lo declaró inocente... después de 4 años. ¿Qué dijo la prensa al respecto? Entre poco y nada.
Pero el "caso Espinar", visto un poco más allá de lo que pretende el ruido mediático y su máquina del fango, evidencia ciertas cuestiones de fondo que quiero exponer aquí:
- El sistema capitalista es corrupto y corruptor
Partiendo de esa base, parece claro que es difícil sobrevivir sin que nadie se manche en cierto grado y tenga que dejar en suspenso temporal sus convicciones morales y éticas, no tanto para beneficiarse sino para no arruinarse.
Le corresponde a nuestros dirigentes establecer una estrategia que neutralice ese flanco, restándole armas al enemigo que utilizarán para jodernos. Pero me imagino que esto podría hacerse mediante una "autocrítica" por parte de cualquier miembro de Podemos que adquiera visibilidad pública, a partir de que adquiriera la mayoría de edad legal, y no desde la fundación de Podemos: "Antes de integrarme en Podemos yo me beneficié de tal manera utilizando tales medios/enchufes/relaciones. No fue ilegal, pero no coincide plenamente con los Principios Éticos de Podemos. Y por eso quiero que esto no vuelva a pasar y por ello me propongo trabajar como representante de los ciudadanos si me conceden su confianza, sometiendo mis actos a su escrutinio y dando todas las explicaciones que me exijan."
Autochivarse en público evitaría sorpresas y golpes de efecto mediáticos, a la vez que se denuncia lo que implica el capitalismo en cuanto destructor de conciencia moral y ética, tanto individual como colectiva.
Y de esa manera tal vez la gente empiece a reclamar que TODOS los políticos hagan lo mismo... y entonces ya veríamos quién esconde las vergüenzas más grandes.
- El derecho constitucional a una vivienda digna no implica el derecho a su propiedad.
Tratándose de un derecho amparado por la Constitución, el Estado debe garantizar su cumplimiento. Y por tanto tal derecho básico no puede quedar sujeto a los vaivenes del mercadeo.
Las corruptelas y pelotazos surgen cuando, como en el caso español, las viviendas protegidas (en el grado que fuera) no quedan bajo el control exclusivo del Estado. Pero, principalmente, porque las VPO se adjudican en propiedad... y esto, lejos de garantizar el cumplimiento de un derecho básico, privilegia otros artículos de la Constitución que tratan sobre el derecho a la propiedad y sobre la libertad de mercado: una vez que soy propietario, no existe imperativo legal que me impida mercadear con mi propiedad como me venga en gana.
¿Cómo podría el Estado garantizar el derecho a la vivienda? Sería muy simple: Cediendo las VPO en régimen de alquiler, y reteniendo su titularidad.
Esto ya se hace en no pocos países... y no estoy hablando de Cuba ni de Corea del Norte: estoy hablando de Austria (pero seguramente en la UE encontraremos más ejemplos... principalmente entre los países escandinavos).
En Austria existe un mercado inmobiliario, pero para las viviendas de lujo. La mayor masa de vivienda urbana normal es de propiedad estatal, gestionada por el Estado en régimen de alquiler. Se trata de vivendas económicas (¡ojo!... económico no es lo mismo que barato y de baja calidad), con condiciones de habitabilidad confortable para todos los miembros de la unidad familiar, según los estándares arquitectónicos y de salubridad más exigentes, y con un espacio acorde a la cantidad de miembros de la unidad familiar (si la familia crece, se solicita una vivienda oficial con la amplitud necesaria).
El régimen de alquiler en principio es a perpetuidad: el Estado no te deshaucia. Pero tal alquiler no es hereditario ni tampoco puede cederse a terceros: si dejas la vivienda, o si falleces, el Estado decide si continúa alquilándosela a los herederos o se la adjudica a otros solicitantes.
Tampoco se puede subalquilar ni hacer reformas, y el inquilino tiene el deber de cuidar una propiedad en la que constiutye su hogar, pero que le pertenece a todos.
Si tal hubiera sido el régimen de viviendas en España, no habría habido "caso Espinar", y éste gozaría del uso de un Derecho a un precio asequible en un piso acorde con sus necesidades... y como él, miles de personas jóvenes en su misma situación, como muchos miles de otras gentes que tienen que padecer las consecuencias de un sistema habitacional mal planteado en origen porque favorece la especulación y el pelotazo aunque se proponga lo contrario.
De esto habría que discutir, y no de dónde sacó Espinar la pasta para la entrada o si su plusvalía fue ética o no.
¡UNIDOS PODEMOS!
submitted by Jorge_D to podemos [link] [comments]


2016.06.18 11:20 EDUARDOMOLINA José Antonio Pérez Tapias. La paradoja de una mayoría no mayoritaria.

http://ctxt.es/es/20160608/Firmas/6554/campa%C3%B1a-electoral-pactos.htm
"Las paradojas tienen su encanto. Tensionando el lenguaje, son retos para nuestro intelecto. Por eso mismo hay que manejarlas con cuidado. Quien formula una propuesta sirviéndose de una paradoja puede que no salga airoso del reto que él mismo se haya planteado. En tal caso, por el contrario, puede ocurrir que el atrevimiento retórico provoque un mayor hundimiento en las contradicciones de las que se quería salir con una propuesta paradójica que pretendía ser como una cuña de la misma madera. Me temo que una situación así es la que puede tener que afrontar la dirección del PSOE y, concretamente, su portavoz a estos efectos, el reputado economista Jordi Sevilla, cuando lanza el mensaje de que “para evitar terceras elecciones, si no hay mayorías, debería dejarse gobernar al candidato que consiga mayor apoyo parlamentario”. Salta a la vista que está planteando de manera explícita la hipótesis consistente en que, de hecho, se reconozca políticamente, con la correspondiente traducción en comportamiento parlamentario, una mayoría que no se tiene. ¿Qué decir, pues, ante esta aparente solución para salir de todo posible bloqueo en un nuevo proceso de investidura de un candidato para la presidencia del Gobierno de España?
Hay que conceder, por una parte, que una fórmula como la propuesta se hace valer recordando al Partido Popular la obviedad, respecto a la cual son tan interesadamente olvidadizos, de que en España tenemos un sistema parlamentario. Por ello, la ciudadanía elige a sus representantes en las cámaras legislativas, siendo éstos los que después, en el Congreso de los Diputados, han de conformar la mayoría necesaria para investir a un candidato como presidente del Ejecutivo. No hay, por tanto, elección directa de un presidente que de suyo es un primer ministro. De nada sirve invocar sin más el hecho de la lista más votada para reivindicar que automáticamente sea presidente quien la haya encabezado, tratando así de legitimar apelando al voto de los electores algo que tales votantes de suyo no han elegido. Los electores sólo dan su voto para quienes han de representarlos en la sede del poder legislativo, entrando en sus funciones el apoyo a una candidatura presidencial en base a una mayoría parlamentaria que, si de entrada ningún partido cuenta con ella en términos de mayoría absoluta, ha de conformarse mediante pactos hasta lograr la mayoría suficiente legalmente exigida. No obstante, a pesar de ser así las cosas en la democracia que en nuestro Estado tenemos, la derecha, esa que tanto invoca la Constitución cuando le interesa, seguirá dando la lata con el tan recurrente mensaje engañoso de que se traiciona la voluntad de la ciudadanía si no se inviste presidente al candidato del partido con más votos. Es una intencionada falsedad a la que podemos atribuir voluntad de engaño.
Dicho lo anterior, es obligado señalar, por otra parte, los problemas que encierra la propuesta de desbloqueo parlamentario comunicada por Jordi Sevilla, la cual recoge formulaciones de Pedro Sánchez en otros momentos, así como se hace eco de la reiterada indicación hecha desde mucho tiempo atrás por Felipe González acerca de que se deje gobernar, mediante abstención por parte de PP o PSOE, a quien tenga cierta mayoría, sea PSOE o PP, aunque no llegue a la mayoría que debiera haber de no contar con abstenciones. Hay que señalar primeramente que una fórmula así de ninguna manera puede sostenerse en el vacío, sino que implica algún tipo de acuerdo, presentado incluso como de cortesía parlamentaria, para que los implicados en una situación como la que se quiere abordar acepten la solución. Es decir, es insoslayable reconocer que para que esa vía de desbloqueo funcione tiene que haber alguna suerte de acuerdo entre PP y PSOE. ¿Supondría tal acuerdo una forma “elegante” de dejar paso al PP hacia el gobierno, en el caso de que fuera el partido que aglutinara más apoyos seguros? Y, de otro lado, ¿entrañaría tal acuerdo una confirmada anuencia del PP en el caso de que fuera el PSOE el que pudiera ostentar más apoyos confirmados? Una respuesta positiva a ambos interrogantes conlleva alguna forma de acuerdo del PSOE con el PP, y tal cosa no debe eludirse ante la opinión pública.
Una segunda cuestión ineludible es la relativa a la mayoría que pueda o quiera conseguirse, lo cual para el PSOE es cuestión crucial. Desde el campo socialista, el asunto no puede limitarse a pedir a la derecha, e indirectamente también a la izquierda o a nacionalistas que no entren en la mayoría que se conforme, que den vía libre a una supuesta mayoría de diputados, confiando en la abstención de quienes no la integren para cumplir los exigentes requisitos para mayoría suficiente. El quid de la cuestión radica en dónde se pone el límite de la mayoría que se quiere hacer valer y, por supuesto, con quién se suma para lograrla. En otros términos, ¿vale recabar apoyo para una mayoría no mayoritaria cuando se ha desechado intentar un pacto más amplio o de otra índole que permitiera una mayoría suficiente, es decir -–con perdón por la redundancia--, una “mayoría (en verdad) mayoritaria”?
Pienso, como muchos ciudadanos y ciudadanas, que el PSOE debe aclarar al máximo la índole y el alcance de su propuesta, no sea que bajo una alambicada fórmula de sabor parlamentario se suministre el amargo trago de un pacto por la derecha, con Ciudadanos, por ejemplo, en vez de un pacto por la izquierda, quizá desechado ya cuando la misma fórmula se hace pública cual bálsamo de Fierabrás para evitar las tremendas calenturas que puede originar un nuevo retraso en formar gobierno o la hipótesis que nadie quiere contemplar de una tercera convocatoria electoral. Hace falta una fórmula magistral, ciertamente, pero somos muchos los que esgrimimos razones para que en su composición no se excluya un pacto por la izquierda que, aun con sus paradojas, puede ser la vía para no quedar hundidos en contradicciones insalvables.
  1. Desde los “cristianos viejos” a los españoles buenos
Ya lo dejó escrito Cervantes en las primeras líneas de su magna obra, El Quijote: “duelos y quebrantos los sábados”. Es decir, indicación de menú bajo la cual se recoge la autoritaria orden de que “den morcilla” o plato de huevos con tocino o chorizo, en sábado –¡repárese bien!--, para que ningún cristiano nuevo, siempre bajo sospecha de seguir siendo judaizante, escapara a la prueba que ha de pasar si quiere ver expedita la puerta para la integración social entre los cristianos viejos. Y en ésas seguimos, cuatro siglos después. Para algunos, no todos somos iguales. Piensan ellos que a los suyos, esto es, a ellos mismos les corresponde, por la naturaleza de las cosas, el poder, porque han de mandar los que tienen la pureza de sangre necesaria para ordenar los asuntos de la patria –identificados con los de su clase-- y velar por lo que ha de ser su incorruptible esencia –como incorruptible era el brazo de Santa Teresa que esgrimía el dictador de cuyo nombre no quiero acordarme, para legitimar con los restos de tan egregia doctora de la Iglesia, aunque fuera de ascendencia judía, el nacionalcatolicismo con el que legitimaba su criminal régimen--. Tal es el fondo telúrico de la derecha española, conservadora hasta las cachas, hoy entregada al neoliberalismo rampante que ha dominado la escena mundial y, por supuesto, el patio nacional, en los últimos tiempos.
¿Y a qué viene esto? Es interrogante al que cualquiera puede responder acogiéndose, según preferencias, o a la poesía de Bécquer o a la antipoesía del chileno Nicanor Parra: “¿Y tú me lo preguntas, amor mío?”. La respuesta está clara: la derecha española se mantiene en su imaginario carpetovetónico a piñón fijo. Y para prueba, un botón electoral, el que arrebatamos a Rajoy, desprendiéndolo de su chaqueta, la que lucía en el mirador de san Nicolás, en el Albayzín granadino, cuando, haciendo alarde de derroche de desparpajo antiplasma, se soltó su repeinada cabellera para decir: "Los mejores somos los españoles. Bueno, hay algunos un poco malos, pero son los menos, y los vamos a derrotar el 26 de junio, a todos". Claro, ¿verdad? Y dicho sin mayores problemas en un mitin del PP, después de la victoria de la selección española de fútbol, ganadora gracias a un gol de Piqué, independentista catalán fuera del estadio, pero cuyo gol, sirviendo lo mismo para un roto que para un descosido, es lo que más se parece al brazo incorrupto de la Santa de Ávila en manos de una derecha españolista posmoderna, a pesar de no haber sido moderna en ningún momento de su historia.
Si alguien piensa que esto es sacar demasiada punta a lo que no da para ello, que haga su inmersión en el psicoanálisis freudiano para adentrarse por los vericuetos donde circula lo reprimido en chistes, lapsus y actos fallidos. Tras la apariencia de ingeniosa broma electoralista, el candidato del Partido Popular juega con la vetusta diferenciación entre españoles de bien –“los mejores”-- y “los malos”, ésos de las izquierdas que, para el caso, tanto son los de un PSOE al borde de un ataque de nervios, como los de Podemos en la fantasiosa aventura de asaltar los cielos. El esquema de fondo no ha variado un ápice: los españoles de orden –del orden dominante-- y esos otros, los “jaraneros y alborotadores”, como dejó escrito Roberto Mesa en texto que no debiera ser olvidado. Apelación, pues, al imaginario colectivo, en este caso de la derecha más rancia, la cual es la que se permite dividir a los partidos políticos del momento presente en “constitucionalistas” y “no constitucionalistas”, habida cuenta de que es esa misma derecha con sus intereses sistémicos la que da o quita credenciales de lealtad a la Constitución, según la medida de dichos intereses. Está clara, pues, la jugada de un Rajoy que, con su currículum político, no debía de llegar de nuevo jamás a ser presidente del gobierno. El PSOE, por cierto, debería no dejarse enredar en ese perverso juego de clasificaciones discriminatorias entre constitucionalistas y no constitucionalistas. Sabe demasiado a etiquetas excluyentes como “españoles de bien”, “gente de orden” y “cristianos viejos”.
  1. Sobredosis de 'marketing' electoral. Miércoles 15 de junio.
    ¿Qué candidato presenta mejor imagen? ¿Qué partido vende mejor su programa? ¿Cuáles son los mejores mensajes en una campaña para captar votantes en el mercado del conjunto de los electores? ¿Cómo vencer a la competencia electoral de otros partidos en la disputa por el voto? ¿Cómo hacer que para ello funcionen bien los agentes electorales? ¿Cómo lograr una propaganda eficaz en los medios de comunicación?...
Cuestiones como las señaladas permiten constatar cómo a la terminología procedente del campo militar con la que los partidos políticos se entienden a sí mismos se sobrepone, especialmente en tiempos de campaña electoral, la terminología proveniente del campo económico, concretamente de las técnicas de venta que suelen reunirse bajo el rótulo de marketing, eludiendo, por lo demás, palabras de la órbita del castellano, como “mercadotecnia”. Lo de marketing parece que queda mejor y, además de permitir un rápido trasplante del campo económico al ámbito político, no deja de recoger ese neocolonialismo cultural del mundo anglo al que estamos sometidos, siendo, sin duda, uno de los actuales “signos de los tiempos”, como diría alguno.
Nada hay que objetar, sino todo lo contrario, a que en el campo económico y, más concretamente, en el mundo empresarial, se preste mucha atención a lo que señalan las teorías de marketing –seguiremos adelante con el término en cuestión, ya consolidado entre nosotros--, con el objetivo de explicar y, mediando explicaciones contrastadas con la realidad, potenciar las ventas de los muy diferentes productos con los que las empresas concurren al mercado pretendiendo ganar clientes, vender y obtener el máximo de beneficio. Sabemos además que tales teorías no cuentan solamente con ingredientes puramente económicos, sino que tienen en cuenta factores psicológicos decisivos respecto al comportamiento de los consumidores, así como otras muchas informaciones relevantes, desde las relativas a pautas culturalmente asentadas hasta las atinentes a datos demográficos relevantes sobre la población a la que se dirigen las campañas de venta. Un buen diseño de éstas es crucial para la competitividad, sin la cual se acaba sucumbiendo en esa guerra económica despiadada que supone la competencia en medio de todos los rigores del mercado.
Los diferentes ámbitos de nuestra realidad sociocultural no se hallan, por fortuna, separados por fronteras impermeables que hagan de ellos compartimentos absolutamente estancos. Mas siendo así, también es cierto que en nuestras sociedades, herederas de la modernidad, se han ido constituyendo distintas esferas, cada una con valores determinantes de sus propias dinámicas y con una lógica de funcionamiento en cada caso propia. Maquiavelo, por ejemplo, tuvo el indiscutible mérito de poner de relieve las peculiaridades de la esfera política, con la autonomía que le es propia –incluso estando económicamente condicionada, como señaló Marx--. Resulta ser, por tanto, un elemento distorsionante de la realidad el trasplantar sin más criterios y pautas propios de un ámbito a otro distinto. Si tal operación se consuma se confirma cómo desde un ámbito queda colonizado otro en el marco del mundo que comparten. Es decir, si la política se rige por pautas y criterios extraídos del campo de la economía, es que ésta domina a la política. Si ello se produce en tiempos de hegemonía del neoliberalismo, los hechos refuerzan el mismo sometimiento del Estado al mercado que desde dicha ideología se propugna.
Así, llega la hora de un debate electoral y los candidatos convocados al mismo están más preocupados por colocar mensajes prefabricados que por presentar el propio programa, están más atentos a cuidar la imagen con la que “venderse” que a comprometerse con sus propias propuestas, o se hallan más pendientes de los ecos mediáticos que de la palabra propiamente política. Lo volvimos a ver el otro día en el último, por único, debate electoral de los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno presentados por los partidos de ámbito estatal: PP, PSOE, Ciudadanos y la coalición Unidos Podemos. Visto todo, bien viene que todos recuerden que los ciudadanos no somos meros consumidores, que un votante no es un cliente, que el propio partido de cada cual no es una mera empresa, que un programa de gobierno no es un catálogo de ofertas y que el preciado bien del voto no es una mercancía. Está bien aprender de la economía, pero teniendo muy presente que la dignidad de la ciudadanía exige que la política no se vea sometida a ningún reduccionismo economicista. La política nunca puede ser –no debe ser-- mero mercadeo, en ninguna de sus variantes.
  1. No fue un duelo de titanes. Martes 14 de junio.
Terminó el tan anunciado debate a cuatro, publicitado como acto estelar en esta campaña para las elecciones del 26 de junio, y cada uno de los candidatos se retiró con los suyos para comprobar en cada caso que habían recitado bien las lecciones aprendidas. No hubo momento alguno que fuera especialmente vibrante. No se alcanzó ese clímax de intercambio de argumentos sólidos que cabe esperar de un debate de verdad, incluso electoral. El guión, por tanto, es decir, los guiones que traían los respectivos líderes, elaborados por sus correspondientes equipos, se siguieron conforme a lo previsto. Sin apenas intercambio de razones, cada cual se dirigía a los suyos, de camino tratando de sacar ventaja a su competidor inmediato –Rajoy pugnando con Rivera y Sánchez con Iglesias-- para lograr arrancar algún voto de la gran bolsa de los indecisos o de los electores situados en riesgo de abstención. Hay que temer que poco se habrá alterado por ahí el panorama que los sondeos demoscópicos nos han dado a conocer.
Ante los temas delicados, todo fue pasar de puntillas. El candidato del PP eludió pronunciarse claramente sobre la negociación con Bruselas para ganar mayor plazo de cara a reducción del déficit. El candidato socialista no quiso insistir en un problema grave: la sostenibilidad del sistema de pensiones, para asegurar la cual propone un impuesto a grandes fortunas, pero sin que eso llegara a ser cuestión en la que abundara. El líder de Ciudadanos se lanzó inicialmente defendiendo la idea del contrato único, mas sin detallar más armas en la lucha contra el paro. No tuvo fuertes críticas a tal propuesta, enmarcada como viene en contexto neoliberal. Desde Podemos, su cabeza de lista no bajó a detalles respecto a cómo concretar eso del cambio de modelo productivo.
Salieron de refilón otras cuestiones, pero de nuevo las prisas, las pinceladas gruesas. Sánchez mencionó la reducción del IVA cultural, cuestión que retomó Iglesias para decir otro tanto en cuanto a productos de primera necesidad. Rajoy mostró el lado débil de su no credibilidad cuando hace esa propuesta tan demagógicamente populista de bajar los impuestos. No están las arcas públicas para ello –ni los bruselenses hombres de negro dispuestos a consentirlo--. Una brevísima alusión mereció el tema de la educación, respecto al cual Sánchez mencionó una vez más la bienintencionada pretensión de pacto educativo. Iglesias perdió una oportunidad de abordar a fondo la difícil situación en que se halla la universidad española.
Pero, aun con todo, fueron desgranándose propuestas, puntos programáticos de unos y otros, haciendo cada cual lo que podía para mostrarse fuerte. Rajoy alardeó de capacidad de gestión, faltándole decir que la veteranía es un grado. Cierto es que su etapa de gobierno está manchada con la corrupción hasta límites desconocidos hoy por hoy, cuestión que llevó a Pedro Sánchez a decirle con razón que debía haber dimitido por ello en su mandato. Pero no se incidió mucho más por ahí. Fue Rajoy el que se enzarzó de manera ridícula con Rivera acerca de si había cobrado o no en negro alguna vez. Impresentable el Rajoy que animaba a Bárcenas, tratando ahora de escabullirse por vía tan fullera.
Salió, claro está, el tema de Cataluña: el referéndum. Rajoy se situó de inmediato en su encastillada defensa de la unidad de España, tan encastillada que es posición inoperante por inmovilista. Se le sumó Rivera, lo que era de esperar. Y Sánchez se fue directo contra Iglesias para reprochar que Podemos apoyara un referéndum en Cataluña situándose así contra la unidad de España. No tenía receptividad alguna, como viene ocurriendo, para siquiera reconocer que Podemos no alienta secesión alguna de Cataluña respecto de España. Todo queda del lado socialista en invocar la reforma constitucional con vagas referencias al federalismo y rehuyendo hablar de plurinacionalidad del Estado.
Con breves comentarios se despacharon cuestiones tan graves como la crisis de los refugiados en Europa y nada serio sobre política de seguridad y defensa. Todo se redujo a sacar a relucir el pacto antiyihadista para acusar a Podemos de no haberlo firmado. Por cierto, fue repetitivo Pedro Sánchez hasta la saciedad con el mensaje –había que colocarlo como fuera-- de que Podemos impidió que él fuera investido presidente del gobierno del cambio al votar “no” a ello junto al PP. Inútil es pretender ganar votos con eso a estas alturas. Más provechoso hubiera sido clarificar la política de pactos, al menos las preferencias, pues a la disyuntiva planteada por Iglesias de que o habría gobierno del PP o gobierno de Podemos con PSOE, o del PSOE con Podemos, según quién ganara más que el otro, Sánchez se limitó a una carcajada que no supo nada bien. Toda su declaración quedaba reducida a afirmar que con el PSOE está garantizado gobierno de cambio, mas sin explicitar nada más sobre pactos. Es la indefinición en que el PSOE se queda encerrado.
La noche siguió avanzando, pero este alicorto debate que no consiguió más mérito que reunir a los respectivos candidatos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, ni por asomo tuvo nada de duelo de titanes. Eso sí, acabado el debate…, cada tribu tocó el tam-tam para danzar alrededor de su jefe porque es "el mejor”. ¡Y usted que lo vote!
  1. Lógica ciudadana frente a lógica partidista. Lunes 13 de junio.
Cualquier campaña electoral galvaniza la vida de toda sociedad democrática. El tiempo político adquiere una especial densidad en tanto los partidos, con sus candidaturas, se sitúan en ese campo de batalla que es el de la lucha por el voto de ciudadanos y ciudadanas. Así es, como ahora mismo en España, incluso cuando se viene de un largo recorrido de elecciones anteriores que hay que repetir, de precampañas convertidas en campañas permanentes y de sobredosis de electoralismo que con su exceso contamina toda la dinámica política. Las distintas fuerzas, metidas en faena, se aprestan a intensificar la lógica partidista con la que buscan reforzar sus baluartes en todos los frentes para la dura competencia electoral. Ésta, poco menos que como aquella “guerra de posiciones” con la que Gramsci teorizaba la acción política que había que llevar a cabo para consolidar logros en las instituciones, reclama una actividad tan coordinada como disciplinada por parte de los partidos políticos. Pero la cuestión es espinosa, pues esa misma necesidad se puede convertir, no en virtud, sino en vicio.
¿Dónde está el quid de la cuestión para que la necesidad de coordinación y disciplina se convierta en vicio, en vez de ser virtud? Consideremos cómo funcionan los partidos. Sus respectivos equipos de campaña se afanan por seguir la estrategia diseñada, atentos a los cambios tácticos que haya que hacer. Hay que seguir puntualmente todas las actuaciones de los adversarios para neutralizarlas, hasta el día de las elecciones, cuando, al abrir las urnas, cada cual recogerá su merecido botín en términos de votos. Para todo ello, los candidatos necesitan un buen aparato que se haga cargo de las previsiones de la campaña, desde los mítines, la presencia en la calle, los debates con los rivales y la siempre delicada relación con los medios. Y ahora, el continuo trabajo de las redes sociales, esa nueva ágora social convertida en concurrido espacio político. La logística para tareas tan diversificadas y complejas requiere no sólo inteligencia dedicada a planificar, sino militancia dispuesta al quehacer de apoyo a candidatos y candidatas, teniendo todos al frente a quien en cada caso sea cabeza de lista y, en los grandes partidos, al candidato a la presidencia del gobierno. La militancia, cual ejército de afiliados convertido en tropa de infantería, asume las consignas de los estrategas y hace suyo el argumentario en que el programa se resume. Indispensable. La batalla electoral no permite descuidos; cualquier retroceso puede acarrear una derrota fatal. Todos a una, por tanto, como si cada partido fuera poco menos que una gran partida de partisanos –esos que acapararon la atención de Carl Schmitt a la vez que sentaba cátedra al definir la esencia de la política según la lógica amigo/enemigo--. Es así como la lógica partidista se impone con férrea determinación, mas con pie tan forzado que la hace muy vulnerable en medio de la sociedad actual, con la cultura política que se va abriendo camino.
El talón de Aquiles de la lógica partidista, impregnada de una concepción cuasi-militar de las organizaciones políticas –en el mismo lenguaje se refleja--, es que queda muy lejos de la lógica ciudadana con la que funciona una sociedad adulta, bien informada e institucionalmente organizada. Así, la lógica ciudadana es sensible a la pluralidad, cosa que a la lógica partidista se le suele atragantar; o la lógica ciudadana está abierta al debate y a la crítica, actividades que a la partidista, que tanto gusta cerrar filas, le resultan peligrosas para su pretendida cohesión, por lo que acaba primando actitudes dogmáticas. “Con razón o sin ella, yo con los míos”, suele decir quien está empapado de lógica partidista. “Yo, buscando la verdad con razones que podamos suscribir más allá de fronteras partidarias”, piensa quien ha asumido la lógica ciudadana. Mientras esas dos lógicas vayan por vías divergentes, la ciudadanía se verá distante de los partidos políticos. Y éstos, con sus consignas y argumentarios a cuenta de un interés de parte muy lejano de criterios universalistas, quedan atrapados en una lógica, con frecuencia ilógica, que los ciudadanos no comparten y que muchas veces queda tan lejos de la verdad de los hechos que hasta alimenta el ridículo. Téngase esto presente a la hora de participar en debates electorales, especialmente ante ese público de millones de ciudadanos que concita un debate televisivo.
  1. La derecha sabe, pero no contesta. Domingo 12 de junio.
Hay que erradicar la corrupción política. ¿Pero qué dice el Partido Popular al respecto? En verdad, nada. Vacuas generalidades sobre el traído y llevado regeneracionismo y, a lo sumo, la declaración de algún lumbrera diciendo que eso de la corrupción depende de la (pecaminosa) naturaleza humana. Así, ante preguntas sobre hechos que tocan cuestión tan importante para la sociedad española y la honorabilidad de sus instituciones, el PP guarda silencio. Es decir, se calla todo lo que sabe, empezando por todo lo que sabe acerca de sí mismo. ¿O es que Luis Bárcenas, que era senador del Reino, además de tesorero del PP, no era conocido por nadie y sus actos quedaban en el más profundo secreto? Y de todo eso que queda bajo los rótulos de “Operación Gürtel” u “Operación Púnica”, ¿no hay nada que decir en serio, asumiendo responsabilidades políticas, que de las otras ya se ocupan los tribunales? No vale, como algunos pretenden, recurrir a fórmula tan usual en demoscopia como “no sabe, no contesta”. Sí saben y, siendo así, no contestan. Es más, saben que todos los demás sabemos y, a pesar de ello, no contestan. Si dicen algo es para evitar respuestas fehacientes ante preguntas tales como las que versan sobre la fianza de más de un millón de euros que el PP tiene que abonar por su presunta implicación en los pagos en negro de su economía sumergida. De escándalo.
El caso es que en medio de esta campaña electoral se ha colado una noticia que obliga al PP, y en especial a su candidato a la presidencia del gobierno, a pronunciarse. Hablamos del informe de la OCDE reconociendo que los ajustes aplicados en Europa, como “política de austeridad”, son negativos: frenan la economía hasta tal punto que impiden el necesario crecimiento para salir de la crisis. Justo lo que se viene diciendo desde hace años desde ese lado, considerado antisistema, en el que nos hemos situado los que hemos sido y somos contrarios a los abusos de la troika, al “gobierno de los banqueros” –Habermas dixit--, a la tiranía de los mercados, a la impotencia de la política y, por encima de todo, al castigo hecho caer sobre las espaldas de trabajadores –incluyendo parados--, pensionistas, mujeres, jóvenes…, todos los que han sufrido los recortes de unas políticas democidas. Sin embargo, aun llegando ese mensaje desde la OCDE, el PP no dice nada, es más, se ratifica en las políticas aplicadas, tan destructivas del Estado de bienestar como perjudiciales para la economía, como si todo lo ocurrido no tuviera nada que ver con el gobierno presidido por Rajoy. De nuevo, saben, y saben que sabemos sobre la culpa de tanto sufrimiento inútil, pero no contestan.
Con todo, no debe escapar al más somero análisis que la OCDE, organización del orden capitalista, al recoger en su informe la evidencia de que la llamada austeridad es contraria a la recuperación económica, no deja de alimentar la propia contradicción consistente en declarar a la vez que los recortes practicados fueron necesarios y, por ende, beneficiosos. Ya el FMI nos agasajó en diversos momentos con mensajes contradictorios de ese tipo, para así salvar la cara de los gobiernos neoliberales. Ahora, además, se hace planteando a la vez que no se apriete a un gobierno como el español con sanciones por incumplimiento de normativa antidéficit. Un regalo compensatorio para el PP en campaña. Una vez desenvuelto, lo que queda es que los demás partidos en liza, y la ciudadanía, desarmen el truco del regalo, desvelen la contradicción de la misma OCDE y exijan al PP que conteste.
  1. Socialdemocracia en discusión. Sábado 11 de junio.
Al levantarse por las mañanas, más de un candidato se planta, con la mejor cara que pueda, y pregunta: “Espejito, espejito, ¿hay alguien más socialdemócrata que yo?”. Y el espejo cobra vida de repente para partirse de risa.
La ficción no aguanta en serio una disputa como la que se está planteando en torno a la socialdemocracia. Esa señora lleva en crisis desde 1914, cuando el SPD votó, contra todo lo que había sostenido, los presupuestos para que Alemania entrara en la I Guerra Mundial. Rosa Luxemburg escribió La crisis de la socialdemocracia señalando contradicciones que hasta el día de hoy no se han superado. No obstante, pasada la guerra, no ya la Gran Guerra, sino II Guerra Mundial, la socialdemocracia conoció su esplendor. Fueron años en los que en el centro y norte de Europa hubo clima propicio para, mediante un gran pacto social y un pacto político entre la derecha civilizada (democristiana) y partidos socialdemócratas, construir el Estado de bienestar impulsando políticas acordes con derechos sociales. Las posibilidades de pleno empleo –gracias a una economía mixta y a políticas seriamente redistributivas, así como gracias a una energía barata-- permitieron que cuajara lo que era un pacto entre democracia y capitalismo para frenar presiones revolucionarias que pudieran venir de la órbita comunista.
Ese pasado dejó valiosísima herencia en términos de Estado social. Las cosas empezaron a cambiar con la crisis del petróleo de los setenta, encareciendo costes de producción, y después con la “caída del muro de Berlín” acabando con los regímenes comunistas y dejando el campo abierto para la expansión mundial del mercado capitalista. La revolución informacional suministró la base tecnológica para la globalización. Las coordenadas de la socialdemocracia “clásica” se disiparon, pues su marco era el Estado nacional. Y el neoliberalismo ganó la partida hasta el día de hoy. La socialdemocracia claudicó al aceptar las premisas económicas neoliberales –Tercera Vía--, con la buena intención de mantener políticas sociales. Pero esa cuenta no sale, y ahí está atascada la socialdemocracia europea en una crisis que no remonta.
El PSOE llegó tarde, por las circunstancias de España, a la construcción del Estado de bienestar. Hizo lo que pudo, que no fue poco, mas desde confusa amalgama de planteamientos socialdemócratas y políticas económicas neoliberales. Su debilidad ideológica jugó a favor de una élite escorada hacia posiciones socioliberales. Después, al hilo de la crisis, los ropajes socialdemócratas se sacaron del baúl. Iba de suyo que correspondían a la talla del PSOE. Y en ésas se estaba hasta que aparece Podemos, atemperando su anterior discurso rupturista con propuestas de corte socialdemócrata. Después de todo, sería una buena noticia para la familia, sólo que no es recibida así en plena batalla electoral. Desde el PSOE se percibe como llegada de intrusos para quedarse con la herencia del Abuelo; desde Podemos se pugna para presentar su programa como nueva versión de una socialdemocracia puesta al día. ¡Pues tengan cuidado por ambas partes! Nadie puede ostentar el monopolio de la socialdemocracia como planteamiento ideológico, pero todos deben saber que es una herencia, más allá de las disputas, que necesita radical renovación. Hay que pensar, más allá de coyunturas electorales, cómo reconstruir proyecto socialista en este complejo siglo XXI.
  1. El ‘zas’ del CIS. Viernes 10 de junio.
En el día esperado, en la fecha oportuna, llegó el emisario del CIS y… ¡zas!, con golpe algo violento sobre la mesa, acaparando la atención de quienes impacientes le esperaban, dejó sobre ella los datos de su último estudio. Todos se arrojaron sobre ellos, ansiosos por ver los que afectaban a cada cual, pues si bien cada partido político contaba con información acerca de sus expectativas de voto, ahora se trataba del informe del Centro de Investigaciones Sociológicas, ese organismo “autónomo” que en España depende del Ministerio de la Presidencia. No había quien se privara de criticar los aliños de cocina demoscópica con que los datos de esos informes son tratados, pero en el fondo todos conceden consideración a un análisis con rigor científico sobre muestras suficientemente cuantiosas y variadas. El sesgo gubernamental que haya cada cual se lo descuenta según su criterio. Y ya estaban en ello cuando el susodicho emisario, antes de despedirse, obligó a los congregados a posar su vista en algunos datos que, sin excusas, debían tener en cuenta: la situación económica aparecía valorada como mala o muy mala por un 74,4% de los encuestados y llegaba hasta el 80,7 el porcentaje de quienes valoraban mal o muy mal la situación política.
Se trataba de apabullantes datos para reflexionar, debatir y actuar. Así, cuando cada uno de los allí concitados esperaba que el “zas” del informe del CIS rebotara sobre la cara de alguno de sus adversarios, lo cierto es que el metafórico golpe cuya onda se expandía imparable hizo mella en todos los congregados. Era una advertencia. Sería políticamente mortal para todos ellos pasar por alto el contexto, socialmente duro y económicamente hostil, en cuyo marco los partidos concurrentes a las elecciones debían hilvanar cada uno su texto. Y ello sin edulcorar el fracaso del que se venía y sin juguetear frívolamente con una voluntad ciudadana que ya se manifestó cuando votó en las anteriores elecciones y a la que ahora había que pedirle con sumo respeto que lo hiciera de nuevo. Y no porque los electores se hubieran equivocado, sino porque los elegidos malgastaron en errancia culpable el voto que los llevó al escaño.
Marchó el emisario del CIS no sin detectar, cual mensajero del zar, malévolas miradas de algunos que hasta quisieran matarle –-metafóricamente, por supuesto--, sobre todo las de quienes no podían arrimar los datos de la encuesta a la sardina de sus intereses electorales. En el sondeo, el PP queda como ganador de las elecciones –escandaloso borrón y cuenta nueva sobre su corrupción sistémica--, aunque oscilando entre perder uno o hasta cinco escaños. Ciudadanos, pagando un evidente escoramiento a la derecha que hace que votantes suyos se deslicen más a la derecha, aparece con uno o dos diputados menos. El PSOE, perdido en un mar de indefiniciones sin encontrar el rumbo a pesar de las buenas medidas puntuales registradas en su cuaderno de bitácora, aparece dejando atrás en el Congreso en torno a diez o hasta doce escaños. ¡Ruina! Veremos en qué queda el pronosticado sorpasso por parte de Unidos Podemos, en cuyas filas brindan con proclamas de hegemonía y etiquetas recién impresas de “cuarta socialdemocracia” –la nueva-- ante datos que sí favorecen claramente a la formación morada. Atención: la lucha va a ser agónica, con las miras puestas en quienes desde el graderío contemplan la batalla. Hay en torno a un 34 por ciento de abstencionistas que tienen en sus manos el posible voto más preciado. Y quedan campaña electoral y urnas.
  1. Campaña para una política de verdad. Jueves 9 de junio.
Meses de campaña electoral permanente nos preceden. No obstante, no faltan los rituales, aunque sean en modo un tanto residual, que marcan la inflexión para entrar de nuevo oficialmente en campaña. El calendario emplaza. Y así se activará al máximo la rueda del acelerado girar de actos, discursos, presencia en medios, dejarse ver en las calles por parte de candidatos y candidatas… Sólo cabe esperar que ese girar no se quede en mera repetición de lo mismo, a modo de remedo de la más baja estofa del eterno retorno a pequeña escala. Mal nos irá a la ciudadanía española si en las semanas que median hasta el próximo 26 de junio todo se reduce a confirmar el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas.
Estamos ante una nueva convocatoria electoral, tras una más que efímera legislatura, liquidada por agotamiento de los plazos sin que se pudiera formar gobierno. Todos hablaron de fracaso, y toca ahora convertir lo que significa ese diagnóstico en una nueva posibilidad. Por ello, si los protagonistas más destacados de este proceso reiniciado no marcan distancias respecto a lo que supuso el que condujo a las anteriores elecciones generales, será difícil culminarlo con éxito. Elementos nuevos los hay, y algunos de singular relevancia. La coalición de Podemos e IU bajo la denominación de Unidos Podemos marca novedosamente la situación. En gran parte va a condicionar el debate político. Ya lo está haciendo. Será un error, sin embargo, dejar que la campaña electoral se plantee en los términos de con Podemos o contra Podemos. Tal polarización, extraña a la pluralidad generada desde las circunstancias políticas de España en los últimos tiempos, no beneficiaría ni a la misma formación morada. El pluralismo como valor democrático requiere un tratamiento más fino, como espera la inteligencia del electorado.
Estemos, pues, atentos, como los más interesados espectadores, una vez alzado el telón de un drama electoral en el que ciudadanas y ciudadanos no vamos a dejar de ser participantes. No debemos. Y no sólo por el hecho de ir a votar cuando se abran las urnas. Participar es seguir los debates electorales, reclamarlos, interpelar a los candidatos, exigir claridad a los partidos y, en el caso en que se milite en ellos, entrar de lleno en un juego democrático siendo capaces de mantener la exigencia y autoexigencia de que sea limpio. Y que cada cual responda, desde cómo va a quitarse de encima el PP la corrupción en que ha nadado, hasta cómo va a despejar el PSOE las indefiniciones que le aquejan, por ejemplo, en cuanto a política de alianzas. O desde cómo afrontará Podemos la gestión de sus propuestas programáticas, hasta cómo irá Ciudadanos más allá de medidas de regeneración democrática.
Las crisis serán las que no faltarán, aportando sus recurrentes elementos corales: la lucha contra el paro, la recuperación económica, la restitución de los derechos robados, la reconstrucción del dañado proyecto europeo, la reconfiguración constitucional del Estado… Son las cuestiones cruciales que, como decía el Ortega y Gasset en las páginas iniciales de aquella iniciativa suya que puso bajo El Espectador como rótulo, son las propias de una “vida española que nos obliga a la acción política”. Sabemos aquí y ahora que debe ser política de verdad, verdadera política con la verdad por delante. Queremos elecciones sin publicidad engañosa."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2015.11.10 07:13 khrixthian COMUNICADO COMPAÑERO CIRCULO DE DEUSTO-BILBAO. ( censurado por los nuevos dirigentes comunistas)

cortaron su difusion por que ahora haria mucho daño, y lo que llevan haciendo ellos durante meses???? no hacia daño???
en sus propias palabras:
¿Un Manifiesto desestabilizador o una declaración de amor? La lectura del manifiesto de adhesión a la manifestación del pasado 17 de Octubre en Donosti, bajo el lema “Otegi askatu”, firmado y publicitado “urbi et orbi” por cinco junteros de Bizkaia y cuatro de Araba, con indicación de sus cargos orgánicos de Podemos, me llenó de estupor. He dejado pasar unos días para, desde la serenidad, aportar mis reflexiones respecto a esta cuestión. Antes de entrar en materia, y a modo de introducción, paso a describir de forma telegráfica mi alta en Podemos. Me inscribí en esta organización en mayo, coincidiendo con la campaña de las elecciones Municipales y Forales y, por el momento, asisto con cierta regularidad al círculo de Deusto Iparmendebaldea. A lo largo de este periodo, he participado en diferentes actividades que me han permitido conocer gente dispar, con diferentes necesidades, sensibilidades, visiones... pero, con un mismo pálpito respecto al Partido. Así mismo, leí las distintas ponencias que optaban al beneplácito de la asamblea ciudadana. Hasta donde yo sé, la Asamblea dio el apoyo mayoritario de forma democrática a la ponencia ganadora. Y, sus promotores, obtuvieron el mandato para constituir la Dirección de la Organización – CCA y Secretaría General -. Quiero destacar la generosidad, por inhabitual en la política, de ofrecer un determinado número de puestos en el mencionado órgano director, a quienes compitieron y perdieron con otra ponencia, por cierto, muy exhaustiva en lo organizativo, pero muy escasa y pobre en la línea política. Sin duda, un gesto integrador e inclusivo. El tiempo, diferentes actitudes, acontecimientos y hechos, me han llevado a pensar que se pecó de ingenuidad y de cierta bisoñez, al hacer esta oferta. Ahora, tras la aparición del mencionado Manifiesto, he vuelto a releer la ponencia ganadora, así como las cinco propuestas que concitaron el apoyo mayoritario de las más de trescientas personas que asistimos al Encuentro de Barakaldo. Las enumero e invito a su lectura: • • • • • “Una política de pactos para Podemos Euskadi”. Ponente: Julián Ríos. Apoyos: 83,54 %. “Propuesta para la gestión de la situación de conflicto en Podemos Euskadi”. Ponente: Asun Merinero. Apoyos: 78,24 %. “Sobre la necesaria adecuación de Podemos al entramado institucional”. Ponente: Josetxo Arrieta. Apoyos: 77,73 %. “Ética en las instituciones”. Ponente: Ángel Robles. Apoyos: 71,43 %. “Resolución sobre la debida lealtad orgánica”. Ponente: Olga Rodríguez. Apoyos: 52,27 %. 1Hay gente que, con gran soltura e impasible el ademán, dice que lo de Barakaldo no era vinculante, que no era una Asamblea oficial, que por lo visto, era una teatralización y que no obligaba a asumir nada de nada... Si aceptamos “pulpo” como animal de compañía, más de 300 personas tendremos que pedir hora en “Osakidetza siempre en la brecha” para averiguar qué patología nos asalta, o si directamente entramos en el epígrafe de “enfermedades raras” Tras esta relectura, constato que no encuentro nada impugnable en la actuación del CCA y en nuestro Secretario General, Roberto Uriarte. La trayectoria ha sido eficaz y eficiente y se ha mantenido dentro de la línea política aprobada en su día. Les otorgo una nota alta en su trabajo de dirigir y representar al partido y, en su haber, un muy buen resultado electoral en las elecciones Forales y Municipales – 150.000 votos – Respecto al Manifiesto de los junteros, considero: • Que es un misil en la línea de flotación de Podemos, dirigido a socavar la autoridad y la legitimidad del CCA y del Secretario General. • Que es una estrategia política de acoso y derribo a la Dirección de la Organización. • Que tras la resistencia a coordinarse y reconocer al CCA – la firma transaccional de una juntera de Bizkaia con el Partido Popular, es un ejemplo – se eleva el tiro mediante el citado Manifiesto para torcer el brazo a la Dirección y desacreditar al Secretario General. • Que es una utilización fraudulenta y espuria del cargo público, logrado bajo el paraguas de Podemos, en aras de constituir un poder fáctico que enfrente y confronte de manera beligerante y obsesiva con el CCA. Todo indica que todavía no han asumido la derrota de sus posiciones y no ahorran en medios para hacerse con lo que consideran que les pertenece: la Dirección Política de la Organización. • Que el nivel de deslealtad alcanzado es difícil de superar. Así todo, no dudo que intentarán superarse. El fin justifica los medios. • Que del empoderamiento han pasado al apoderamiento del “cargo”, no para impulsar el proyecto de Podemos, sino para “impulsarse ellos mismos”. • Que revela la privatización, dentro de una concepción patrimonialista de la política, del puesto público de juntero, logrado, insisto, bajo el auspicio del partido para, en vez de ponerlo al servicio de la línea política de la Organización, utilizarlo para proyectar sus intereses políticos particulares y grupales. De la lectura de las reflexiones del juntero Mikel Isasi – me voy a permitir la licencia de sobreentender que suscritas por el resto de los junteros firmantes del manifiesto – entiendo que: 21. Decís que vuestra asistencia fue a título personal, pero pusisteis el cargo público que ocupáis junto al nombre. Sabíais el impacto mediático y político que tendría la publicación del Manifiesto. Sabíais que debilitaba al Partido frente a un competidor muy potente –Bildu -. Algunos piensan que sería bueno empujar a Podemos hacia la órbita de la izquierda abertzale para terminar colonizados por dicha marca. 2. Decís que el CCA “no ha consultado a las bases en estos 6 meses ningún tema”, pero no precisáis qué temas tendrían que haberse trasladado a las bases. La facultad de consultar reside en el CCA y esta Dirección ha expuesto con claridad, acorde con la línea política aprobada y vigente, lo siguiente: a) No solo tenía que estar excarcelado Otegi, sino que nadie de Bateragune tenía que haber estado en prisión. Injusto desde el primer minuto. b) Cuestiona que se les trate de “héroes de la paz”, otra cosa es que sea un activo, y lo es, para el proceso de normalización. Es un símbolo muy potente para la izquierda abertzale y ese acto era el inicio de la campaña electoral. c) Firmar un documento cerrado, sin posibilidad de negociar los términos del mismo, no es el planteamiento de Podemos. Esta organización marca discurso, estilo propio y estrategia. Todo esto lleva aparejado no actuar como subalternos ni como perritos falderos. d) Todo el mundo es libre de asistir a título personal, pero Podemos, como partido, no suscribe el documento porque no se le permite hacer aportaciones, ergo no asiste. La Dirección ha actuado acorde con los intereses políticos y electorales de la Organización y lo ha hecho porque tiene la legitimidad para hacerlo. Lo curioso y llamativo es que si creéis que la Dirección no ha actuado ni actúa con honestidad o que directamente causa un perjuicio al Partido, no hayáis activado el ̈mecanismo revocatorio” que se contempla en las normas de funcionamiento interno. 3. Decís que no fuisteis a un “acto oficial” de ningún partido, sino al de la plataforma “Otegi askatu” y concluís que la diferencia es abismal. ¡Toma ya!, casi nada, ¡abismal! La misma diferencia “abismal” que hay entre la convocatoria de la hipotética asociación “Ejército de Salvación” de las Ursulinas (es un decir) para una vigilia nocturna en “defensa de la vida” y la Iglesia como institución: cero centímetros de distancia. ¡Menudo trampantojo!, nos presentáis un guisante verde y brillante, creemos que comemos un guisante y, en boca, ¡explota una aceituna! 3Compañeros junteros, las cosas son lo que son y no lo que nos decís que son. Mucha gente en Podemos quizás hayamos nacido de noche pero no anoche. La plataforma convocante de la susodicha manifestación está dirigida, impulsada, alimentada, controlada, fiscalizada... al milímetro ¿abismal? por la izquierda abertzale y es que, además, no puede ser de otra manera. Exactamente igual que el ejemplo citado de la relación entre la iglesia y el “Ejército de Salvación”. 4. Decís que la gestión de la pluralidad es difícil y, en Podemos, “casi imposible”. Así mismo, que cuando discrepáis “puntualmente” se os señala la puerta de salida por desleales. Al mismo tiempo, afirmáis que la lealtad lleva ineludiblemente a la fidelidad, a relaciones que no son igualitarias, a considerar como negativo el criticismo. Continuáis con la idea de que la línea política de un partido se debería hacer entre todos y la dirección llevarla a cabo; así como trasladar las divergencias y abrir el debate a los círculos, buscar consensos y si no los hay, “votar”. Vamos por partes, como Jack el Destripador. Estoy persuadido de que toda la gente que se acerca y entra en Podemos viene con ideas, las contrasta, las renueva, incluso las cambia si es necesario, tras una reflexión previa. Se estimula la autonomía a la hora de conformar un pensamiento crítico. También observo que hay gente que prioriza la “consigna” frente a las ideas. Funcionar así, supone encastillarse con tus acólitos en zonas de confort donde es imposible discrepar, disentir... Prietas las filas, control absoluto y fidelidad al grupo... El que se salga de ahí, le espera el desierto político e incluso “emocional”. En resumen, veo más pluralismo en la gente que respeta las decisiones aprobadas por la mayoría de la Asamblea, que en los que actúan exclusivamente con la “consigna”. En el caso que nos ocupa, el lema es atizar a la Dirección y al Secretario General, Roberto Uriarte, hasta que caigan. En definitiva, en Podemos no se impide la autonomía de pensamiento, se ¡fomenta!, esto es empoderamiento. El subgrupo que actúa con “consignas” impide la autonomía personal, impone y marca la adhesión acrítica al grupo y se alimenta un dirigismo castrante. ¿Dónde está el empoderamiento aquí? Esto es uniformizar y la democracia es incompatible con la uniformidad. En las manifestaciones de los junteros firmantes detecto un cuadro confusional agudo respecto a los conceptos de lealtad, fidelidad, pluralidad, discrepancia,... Términos que forman parte de una cultura política que Podemos pretende adjetivarla como emancipadora y transformadora. 4Previo a un debate, nos dotamos de unas normas, funciones, método de toma de decisiones,... Una vez tomada una decisión, de forma mayoritaria y democrática, por ejemplo, la legitimidad que tienen el CCA y el Secretario General para dirigir el Partido, es incuestionable desde el punto de vista democrático procedimental. ¿Cómo abordar el desacuerdo con lo decidido? Aquí aparece algo que es nuclear en la práctica política: la disciplina. Disciplina es aceptar las normas procedimentales, funciones, métodos,... y, una vez aceptados, se asume como legítimas las decisiones adoptadas por la Asamblea. Sin traicionar lo acordado, nada impide que en posteriores asambleas se intente modificar lo decidido democráticamente. Otro elemento es la obediencia, de “base religiosa”. Este concepto empobrece la práctica política porque quien la practica lo hace de forma acrítica. Defenderá con pasión tanto lo que se decida hoy como lo que se decida mañana sea coincidente o no. Conviene discriminar entre discrepancia y disidencia. Es saludable la discrepancia con disciplina frente a la disidencia. Si el desacuerdo con lo decidido democráticamente es nuclear, y la posibilidad de cambiar la decisión tomada es nula, hay quien opta por salirse del Partido y volar en busca de otros lares. También hay quien adopta una postura de presión, utiliza todos los medios disponibles, sin importar los daños que cause (electorales, de confianza, credibilidad,...). Esta disidencia suele llegar a ser dolorosa. Y, ahora, pregunto a los junteros ¿dónde os situáis vosotros? porque a tenor de vuestras actuaciones, yo sí tengo claro dónde estáis. La lealtad lleva a la crítica honesta, sin acritud y en positivo. No lleva a la fidelidad. Es la fidelidad la que te lleva al ostracismo si abres la boca y no concuerda con la “verdad oficial del grupo”. En definitiva, de la fidelidad a la adhesión acrítica, hay un paso muy cortito. Adelanto ya una recomendación a todos los que lean este escrito: “vivimos tiempos de zozobra, impostura y falsedad, en los que muchos dicen una cosa y hacen otra, así que mejor que no nos creamos “a pies juntillas” lo que nos dicen ni lo que nos dan a leer... más bien esforcémonos en averiguar lo que “realmente piensan”, empezando por los nuestros... y por mí mismo, ¡por supuesto! 5. La línea política de Podemos se hizo entre todos, se debatió y se aprobó. ¿Por qué decís que “debería hacerse”? Confundís el tiempo verbal de forma deliberada porque lo cierto es que en el Partido se hizo y se hace. ¡Qué vergüenza! Cuando apuntáis eso de buscar consensos y, si no los hay... ¡a votar! Vuestra trayectoria en Podemos acredita lo contrario, promovéis 5el votar, pero aceptáis la votación si la misma cubre vuestras expectativas, si no, muy sencillo, se desprecia. Lo que he intentado con este escrito, no sé si con acierto, es advertir que nos encontramos ante un Manifiesto deliberadamente desestabilizador y deslegitimador de los órganos de dirección del partido democráticamente constituidos. La declaración de amor viene después de lanzar esta carga de profundidad sobre la organización, cuando nos ponéis “ojos de carnero degollado”... y nos llamáis a la unidad. Es decir, “pelillos a la mar”, guardar “silencio reparador” y... a poner la otra mejilla. Pues, me temo que va a ser que no. Termino con una confidencia: reconozco que tengo mis déficits y a veces, se me hacen más presentes y aunque los llamados libros de “autoayuda” tienen mala prensa, voy a releer alguno de los que me parecen de interés. Sirven para el escrutinio interior, revisar conductas, identificar actitudes incapacitantes,...Recomiendo a quienes lean este escrito la lectura de algunos autores: Jodorowsky: cualquiera de sus conferencias sobre “psicomagia”, Pablo Coelho: El Alquimista, Bernardo Stamateas: Gente Tóxica, Dr. Wayne W. Dyer: Tus Zonas Erróneas. En Bilbao, a 2 de noviembre de 2015 Salud y República. Juanen Elua. Círculo de Deusto. 6
submitted by khrixthian to PlazaEuskadi [link] [comments]


2015.11.10 07:03 khrixthian COMUNICADO DE UN COMPAÑERO DEL CIRCULO DE DEUSTO, ( vetado por los nuevos dirigentes comunistas )

en sus propias palabras:
¿Un Manifiesto desestabilizador o una declaración de amor? La lectura del manifiesto de adhesión a la manifestación del pasado 17 de Octubre en Donosti, bajo el lema “Otegi askatu”, firmado y publicitado “urbi et orbi” por cinco junteros de Bizkaia y cuatro de Araba, con indicación de sus cargos orgánicos de Podemos, me llenó de estupor.
He dejado pasar unos días para, desde la serenidad, aportar mis reflexiones respecto a esta cuestión. Antes de entrar en materia, y a modo de introducción, paso a describir de forma telegráfica mi alta en Podemos.
Me inscribí en esta organización en mayo, coincidiendo con la campaña de las elecciones Municipales y Forales y, por el momento, asisto con cierta regularidad al círculo de Deusto Iparmendebaldea.
A lo largo de este periodo, he participado en diferentes actividades que me han permitido conocer gente dispar, con diferentes necesidades, sensibilidades, visiones... pero, con un mismo pálpito respecto al Partido.
Así mismo, leí las distintas ponencias que optaban al beneplácito de la asamblea ciudadana. Hasta donde yo sé, la Asamblea dio el apoyo mayoritario de forma democrática a la ponencia ganadora. Y, sus promotores, obtuvieron el mandato para constituir la Dirección de la Organización – CCA y Secretaría General -.
Quiero destacar la generosidad, por inhabitual en la política, de ofrecer un determinado número de puestos en el mencionado órgano director, a quienes compitieron y perdieron con otra ponencia, por cierto, muy exhaustiva en lo organizativo, pero muy escasa y pobre en la línea política. Sin duda, un gesto integrador e inclusivo. El tiempo, diferentes actitudes, acontecimientos y hechos, me han llevado a pensar que se pecó de ingenuidad y de cierta bisoñez, al hacer esta oferta. Ahora, tras la aparición del mencionado Manifiesto, he vuelto a releer la ponencia ganadora, así como las cinco propuestas que concitaron el apoyo mayoritario de las más de trescientas personas que asistimos al Encuentro de Barakaldo. Las enumero e invito a su lectura:
“Una política de pactos para Podemos Euskadi”. Ponente: Julián Ríos. Apoyos: 83,54 %.
“Propuesta para la gestión de la situación de conflicto en Podemos Euskadi”. Ponente: Asun Merinero. Apoyos: 78,24 %.
“Sobre la necesaria adecuación de Podemos al entramado institucional”. Ponente: Josetxo Arrieta. Apoyos: 77,73 %.
“Ética en las instituciones”. Ponente: Ángel Robles. Apoyos: 71,43 %.
“Resolución sobre la debida lealtad orgánica”. Ponente: Olga Rodríguez. Apoyos: 52,27 %.
1Hay gente que, con gran soltura e impasible el ademán, dice que lo de Barakaldo no era vinculante, que no era una Asamblea oficial, que por lo visto, era una teatralización y que no obligaba a asumir nada de nada... Si aceptamos “pulpo” como animal de compañía, más de 300 personas tendremos que pedir hora en “Osakidetza siempre en la brecha” para averiguar qué patología nos asalta, o si directamente entramos en el epígrafe de “enfermedades raras”
Tras esta relectura, constato que no encuentro nada impugnable en la actuación del CCA y en nuestro Secretario General, Roberto Uriarte. La trayectoria ha sido eficaz y eficiente y se ha mantenido dentro de la línea política aprobada en su día. Les otorgo una nota alta en su trabajo de dirigir y representar al partido y, en su haber, un muy buen resultado electoral en las elecciones Forales y Municipales – 150.000 votos –
Respecto al Manifiesto de los junteros, considero:
• Que es un misil en la línea de flotación de Podemos, dirigido a socavar la autoridad y la legitimidad del CCA y del Secretario General.
• Que es una estrategia política de acoso y derribo a la Dirección de la Organización.
• Que tras la resistencia a coordinarse y reconocer al CCA – la firma transaccional de una juntera de Bizkaia con el Partido Popular, es un ejemplo – se eleva el tiro mediante el citado Manifiesto para torcer el brazo a la Dirección y desacreditar al Secretario General.
• Que es una utilización fraudulenta y espuria del cargo público, logrado bajo el paraguas de Podemos, en aras de constituir un poder fáctico que enfrente y confronte de manera beligerante y obsesiva con el CCA. Todo indica que todavía no han asumido la derrota de sus posiciones y no ahorran en medios para hacerse con lo que consideran que les pertenece: la Dirección Política de la Organización.
• Que el nivel de deslealtad alcanzado es difícil de superar. Así todo, no dudo que intentarán superarse. El fin justifica los medios.
• Que del empoderamiento han pasado al apoderamiento del “cargo”, no para impulsar el proyecto de Podemos, sino para “impulsarse ellos mismos”.
• Que revela la privatización, dentro de una concepción patrimonialista de la política, del puesto público de juntero, logrado, insisto, bajo el auspicio del partido para, en vez de ponerlo al servicio de la línea política de la Organización, utilizarlo para proyectar sus intereses políticos particulares y grupales.
De la lectura de las reflexiones del juntero Mikel Isasi – me voy a permitir la licencia de sobreentender que suscritas por el resto de los junteros firmantes del manifiesto – entiendo que: 21. Decís que vuestra asistencia fue a título personal, pero pusisteis el cargo público que ocupáis junto al nombre. Sabíais el impacto mediático y político que tendría la publicación del Manifiesto. Sabíais que debilitaba al Partido frente a un competidor muy potente –Bildu -. Algunos piensan que sería bueno empujar a Podemos hacia la órbita de la izquierda abertzale para terminar colonizados por dicha marca.
  1. Decís que el CCA “no ha consultado a las bases en estos 6 meses ningún tema”, pero no precisáis qué temas tendrían que haberse trasladado a las bases. La facultad de consultar reside en el CCA y esta Dirección ha expuesto con claridad, acorde con la línea política aprobada y vigente, lo siguiente:
a) No solo tenía que estar excarcelado Otegi, sino que nadie de Bateragune tenía que haber estado en prisión. Injusto desde el primer minuto.
b) Cuestiona que se les trate de “héroes de la paz”, otra cosa es que sea un activo, y lo es, para el proceso de normalización. Es un símbolo muy potente para la izquierda abertzale y ese acto era el inicio de la campaña electoral.
c) Firmar un documento cerrado, sin posibilidad de negociar los términos del mismo, no es el planteamiento de Podemos. Esta organización marca discurso, estilo propio y estrategia. Todo esto lleva aparejado no actuar como subalternos ni como perritos falderos.
d) Todo el mundo es libre de asistir a título personal, pero Podemos, como partido, no suscribe el documento porque no se le permite hacer aportaciones, ergo no asiste. La Dirección ha actuado acorde con los intereses políticos y electorales de la Organización y lo ha hecho porque tiene la legitimidad para hacerlo. Lo curioso y llamativo es que si creéis que la Dirección no ha actuado ni actúa con honestidad o que directamente causa un perjuicio al Partido, no hayáis activado el ̈mecanismo revocatorio” que se contempla en las normas de funcionamiento interno.
  1. Decís que no fuisteis a un “acto oficial” de ningún partido, sino al de la plataforma “Otegi askatu” y concluís que la diferencia es abismal. ¡Toma ya!, casi nada, ¡abismal! La misma diferencia “abismal” que hay entre la convocatoria de la hipotética asociación “Ejército de Salvación” de las Ursulinas (es un decir) para una vigilia nocturna en “defensa de la vida” y la Iglesia como institución: cero centímetros de distancia.
¡Menudo trampantojo!, nos presentáis un guisante verde y brillante, creemos que comemos un guisante y, en boca, ¡explota una aceituna!
3Compañeros junteros, las cosas son lo que son y no lo que nos decís que son. Mucha gente en Podemos quizás hayamos nacido de noche pero no anoche. La plataforma convocante de la susodicha manifestación está dirigida, impulsada, alimentada, controlada, fiscalizada... al milímetro ¿abismal? por la izquierda abertzale y es que, además, no puede ser de otra manera. Exactamente igual que el ejemplo citado de la relación entre la iglesia y el “Ejército de Salvación”.
  1. Decís que la gestión de la pluralidad es difícil y, en Podemos, “casi imposible”. Así mismo, que cuando discrepáis “puntualmente” se os señala la puerta de salida por desleales. Al mismo tiempo, afirmáis que la lealtad lleva ineludiblemente a la fidelidad, a relaciones que no son igualitarias, a considerar como negativo el criticismo.
Continuáis con la idea de que la línea política de un partido se debería hacer entre todos y la dirección llevarla a cabo; así como trasladar las divergencias y abrir el debate a los círculos, buscar consensos y si no los hay, “votar”.
Vamos por partes, como Jack el Destripador. Estoy persuadido de que toda la gente que se acerca y entra en Podemos viene con ideas, las contrasta, las renueva, incluso las cambia si es necesario, tras una reflexión previa. Se estimula la autonomía a la hora de conformar un pensamiento crítico. También observo que hay gente que prioriza la “consigna” frente a las ideas.
Funcionar así, supone encastillarse con tus acólitos en zonas de confort donde es imposible discrepar, disentir... Prietas las filas, control absoluto y fidelidad al grupo... El que se salga de ahí, le espera el desierto político e incluso “emocional”.
En resumen, veo más pluralismo en la gente que respeta las decisiones aprobadas por la mayoría de la Asamblea, que en los que actúan exclusivamente con la “consigna”. En el caso que nos ocupa, el lema es atizar a la Dirección y al Secretario General, Roberto Uriarte, hasta que caigan.
En definitiva, en Podemos no se impide la autonomía de pensamiento, se ¡fomenta!, esto es empoderamiento. El subgrupo que actúa con “consignas” impide la autonomía personal, impone y marca la adhesión acrítica al grupo y se alimenta un dirigismo castrante. ¿Dónde está el empoderamiento aquí? Esto es uniformizar y la democracia es incompatible con la uniformidad.
En las manifestaciones de los junteros firmantes detecto un cuadro confusional agudo respecto a los conceptos de lealtad, fidelidad, pluralidad, discrepancia,... Términos que forman parte de una cultura política que Podemos pretende adjetivarla como emancipadora y transformadora.
4Previo a un debate, nos dotamos de unas normas, funciones, método de toma de decisiones,... Una vez tomada una decisión, de forma mayoritaria y democrática, por ejemplo, la legitimidad que tienen el CCA y el Secretario General para dirigir el Partido, es incuestionable desde el punto de vista democrático procedimental.
¿Cómo abordar el desacuerdo con lo decidido? Aquí aparece algo que es nuclear en la práctica política: la disciplina. Disciplina es aceptar las normas procedimentales, funciones, métodos,... y, una vez aceptados, se asume como legítimas las decisiones adoptadas por la Asamblea. Sin traicionar lo acordado, nada impide que en posteriores asambleas se intente modificar lo decidido democráticamente.
Otro elemento es la obediencia, de “base religiosa”. Este concepto empobrece la práctica política porque quien la practica lo hace de forma acrítica. Defenderá con pasión tanto lo que se decida hoy como lo que se decida mañana sea coincidente o no. Conviene discriminar entre discrepancia y disidencia. Es saludable la discrepancia con disciplina frente a la disidencia.
Si el desacuerdo con lo decidido democráticamente es nuclear, y la posibilidad de cambiar la decisión tomada es nula, hay quien opta por salirse del Partido y volar en busca de otros lares. También hay quien adopta una postura de presión, utiliza todos los medios disponibles, sin importar los daños que cause (electorales, de confianza, credibilidad,...). Esta disidencia suele llegar a ser dolorosa. Y, ahora, pregunto a los junteros ¿dónde os situáis vosotros? porque a tenor de vuestras actuaciones, yo sí tengo claro dónde estáis.
La lealtad lleva a la crítica honesta, sin acritud y en positivo. No lleva a la fidelidad. Es la fidelidad la que te lleva al ostracismo si abres la boca y no concuerda con la “verdad oficial del grupo”. En definitiva, de la fidelidad a la adhesión acrítica, hay un paso muy cortito. Adelanto ya una recomendación a todos los que lean este escrito: “vivimos tiempos de zozobra, impostura y falsedad, en los que muchos dicen una cosa y hacen otra, así que mejor que no nos creamos “a pies juntillas” lo que nos dicen ni lo que nos dan a leer... más bien esforcémonos en averiguar lo que “realmente piensan”, empezando por los nuestros... y por mí mismo, ¡por supuesto!
  1. La línea política de Podemos se hizo entre todos, se debatió y se aprobó. ¿Por qué decís que “debería hacerse”? Confundís el tiempo verbal de forma deliberada porque lo cierto es que en el Partido se hizo y se hace. ¡Qué vergüenza! Cuando apuntáis eso de buscar consensos y, si no los hay... ¡a votar! Vuestra trayectoria en Podemos acredita lo contrario, promovéis 5el votar, pero aceptáis la votación si la misma cubre vuestras expectativas, si no, muy sencillo, se desprecia.
Lo que he intentado con este escrito, no sé si con acierto, es advertir que nos encontramos ante un Manifiesto deliberadamente desestabilizador y deslegitimador de los órganos de dirección del partido democráticamente constituidos. La declaración de amor viene después de lanzar esta carga de profundidad sobre la organización, cuando nos ponéis “ojos de carnero degollado”... y nos llamáis a la unidad. Es decir, “pelillos a la mar”, guardar “silencio reparador” y... a poner la otra mejilla. Pues, me temo que va a ser que no.
Termino con una confidencia: reconozco que tengo mis déficits y a veces, se me hacen más presentes y aunque los llamados libros de “autoayuda” tienen mala prensa, voy a releer alguno de los que me parecen de interés. Sirven para el escrutinio interior, revisar conductas, identificar actitudes incapacitantes,...Recomiendo a quienes lean este escrito la lectura de algunos autores: Jodorowsky: cualquiera de sus conferencias sobre “psicomagia”,
Pablo Coelho: El Alquimista, Bernardo Stamateas: Gente Tóxica, Dr. Wayne W. Dyer: Tus Zonas Erróneas.
En Bilbao, a 2 de noviembre de 2015 Salud y República. Juanen Elua. Círculo de Deusto. 6
submitted by khrixthian to podemos [link] [comments]


2014.11.22 03:33 sugusrojo Un Investigador CONICET muy disconforme

Asunto Un Investigador CONICET muy disconforme
Fecha: Wed, 5 Nov 2014 09:12:00 -0300
De: Cientifico Disconforme [email protected]
A: undisclosed-recipients:;
Estimado Colega: Ser Investigador del CONICET es una de las cosas que más orgullo me hace sentir, al igual que haber obtenido mi Doctorado y al igual que ser Profesor Universitario, todos logros que son el resultado de muchos años de esfuerzo, sacrificio, dedicación y amor por lo que hago. Hace muchos años decidí quedarme a hacer Ciencia en el País y no reniego del destino que elegí y por el que voy a seguir apostando, pero siento que poco a poco voy perdiendo la pasión con la que empecé, y me duele profundamente ver que el sueño que se hizo realidad cuando saque la primera beca del CONICET y que significó el ingreso al maravilloso universo de la Ciencia, se fue transformando en una realidad dura, amarga y llena de injusticias. Dentro de esas injusticias la que más me duele es la realidad económica que estamos viviendo los investigadores, y no tiene que ver con una ambición desmedida en cuanto a una vida lujosa que pretendería llevar, sino que en los últimos años a duras penas logro llegar a fin de mes y solo puedo cubrir necesidades básicas. Si bien cubrir las necesidades básicas es un privilegio en muchas partes del mundo, no es así en nuestro País donde solo se necesitaría ser más equitativo. El hecho que con el máximo nivel académico alcanzado solo pueda lograr la subsistencia sin progreso, es la consecuencia de lo desvirtuado que está nuestro trabajo de científicos y empiezo a entender que el conocimiento no es una virtud destacada y digna de reconocimiento en la Argentina. La situación del CONICET es muy particular, porque sigue siendo el único organismo en la Argentina que, dentro de ciertos márgenes de excepción, es el único que exige un concurso real de antecedentes para ingresar y una exhaustiva evaluación para mantenerse y progresar, todo en aras de lograr la excelencia en el Organismo, pero si es así, porque no se refleja en una excelencia en nuestros salarios? Es esto tan complicado de comprender y plasmarlo en una retribución acorde a las exigencias?. Observa colega este breve repaso por los salarios[1] de otros sectores y la formación requerida como condición excluyente y tal vez empieces a plantearte si esto es justo o debemos cambiarlo.
Profesión Salario neto promedio $ Formación requerida
Legislador 60000 Secundario completo
Judiciales profesionales 60000 Universitario
Bancarios 21700 Secundario completo
Petroleros 40000 Secundario completo
Cine y televisión (tv publica) 24000 Secundario completo
Camioneros 15000 Secundario completo
Gastronómicos 10000 Secundario completo
Técnicos enargas 35000 Secundario completo
Profesional de INTA 25000 Universitario
Profesional de CONEA 28000 Universitario
investigador de CONICET 17000 Doctorado
comercio 10600 Secundario completo
Metalurgicos 16000 Secundario completo
Sector publico 13100 Secundario completo
Cuales pueden ser las causas que hayan llevado al derrotero salarial de los científicos? Entre las varias que se podrían citar está el desfasaje de la carrera del investigador con respecto a otras profesiones. Es posible que cuando se define el salario de los investigadores, la categoría base (Asistente) se pretenda comparar con el salarios iniciales de otras profesiones[2], y allí se produce el desfasaje porque no se tiene en cuenta que en muchas otras profesiones que no requieren formación de grado, el inicio de la carrera se puede producir a los 18 años y solo con el secundario completo, pero en la CIC el ingreso se da a una edad promedio de 33 años y con un Doctorado finalizado, y en general con una estancia pos-doctoral. Entonces cabe preguntarse, un investigador asistente es un trabajador “Junior”; “Semi-Senior” o “Senior”?, a mi entender al ingresar a la CIC el investigador es un Profesional con más de 8 años de experiencia en investigación y en cualquier empresa del sector privado su formación y experiencia lo posicionan como “Senior”, con lo cual su salario no puede ser de $14000, solo 1,6 veces el salario promedio.[3] A mi entender, la categoría inicial de la CIC debería estar muy por encima de la categoría inicial de otras profesiones porque la exigencia en cuento a nivel de formación y experiencia es mucho mayor a las otras. En el otro extremo de la escala se sitúa el Investigador superior (llega solo el 3% a esta categoría), con un salario neto menor a $27000, la pregunta sería: es apropiado que el salario para la máxima categoría de una carrera que exige la máxima calificación y un nivel de excelencia superlativo para alcanzarla sea solo 3 veces el salario promedio en Argentina? y menos de la mitad de un legislador sin título universitario? Así es como se premia la excelencia y la dedicación en nuestro País?. Porque hablar del salario de los científicos del CONICET es un tabú en cualquier ámbito académico? Porque ningún científico levanta la voz y hace oír su descontento, pero una gran mayoría muestra su disconformidad en voz baja y en los pasillos de los Institutos? De que tenemos temor los Científicos cuando continuamos con esta subordinación sin siquiera animarnos a pedir la palabra y mostrar intenciones de discutir nuestros ingresos y condiciones de trabajo? Porque solo se nos imponen mayores niveles de exigencia y no podemos siquiera discutirlos? Cuando votamos a nuestros representantes en el Directorio fuimos invitados a transmitir nuestras inquietudes y canalizar los reclamos, pero usamos esta herramienta? Algún colega investigador invitó a un miembro del Directorio a discutir su salario, o eso sería un suicidio académico? Ocasionalmente circularon petitorios provenientes de diversos movimientos de investigadores buscando apoyo para impulsar una jerarquización. Los mismos fueron elevados a nuestros representantes en el Directorio, pero estos pedidos prosperaron? Fueron tratados? Están en discusión? Hubo alguna respuesta por parte de nuestros representantes? Y que papel juegan los gremios en nuestra situación salarial? Entiendo que en el CONICET hay dos gremios con personería, ATE y UPCN pero son funcionales a las necesidad de los científicos? Están al tanto de esta desventura salarial de los “trabajadores de excelencia”? Saben de las exigencias de las evaluaciones? Algún día intentarán hacer algo para que seamos valorados y remunerados de acuerdo a las exigencias?. Ahora, si la pauta salarial para todos los empleados estatales se fija una vez al año y están presentes los gremios ATE y UPCN, entonces esos son nuestros representantes y si la pauta comprende a todos los organismos del sector público, CONICET es uno más de tantos, por lo cual nuestros representantes gremiales no comprenden las particularidades de nuestra carrera y el desfasaje de nuestra escala salarial, entonces no estarán representando genuinamente las necesidades de los científicos (o hay un representante científico de ATE y UPCN en la discusión de la paritaria nacional?). Por lo que nos queda bajar y tratar de llevar nuestra inquietud al nivel de ATE-CONICET y UPCN-CONICET que existen pero que no tienen una figura visible, o al menos no han demostrado ser nuestros genuinos representantes y conocer nuestros problemas. Crees colega científico que los gremios van a llevar la discusión sobre nuestro salario a un punto serio donde podamos ser valorados como trabajadores de excelencia? Recientemente completé una encuesta de UPCN solicitando nuestra opinión sobre muchos temas que son necesarios discutir, y me enciende una esperanza que algún día se pueda cambiar y mejorar nuestra situación, pero por lo pronto me viene la duda de a dónde irá a parar toda esa información? Y realmente querrán y podrán hacer algo? Por lo tanto, colega investigador, solo queda transmitir la duda y compartir el conocimiento para que seamos más los que pensemos la forma de poner en valor la carrera del científico a la que pertenecemos y hoy tenemos que defender.
Por favor si estás de acuerdo con el mensaje ayúdame con la difusión a otros colegas, sino espero que sepas comprender que esta fue la manera que encontré para expresarme y por sobre todo la decisión de ser anónimo ya que de esta forma este mensaje puede ser apropiado por cualquier colega.
Un científico al igual que usted.
[1] Fundacion mediterránea. Revista Ieral. 3-8 (2014)
[2] Por ejemplo los bancarios en su categoría inicial perciben un salario mínimo de $11550 + adicionales, los camioneros $11000 + adicionales, los colectiveros $10300 + adicionales (además de compensaciones por impuesto a las ganancias y otros beneficios que logran en sus acuerdos).
[3] El salario promedio en Argentina es de $8750 según INDEC.
Source
submitted by sugusrojo to argentina [link] [comments]